El ataque racista a una campeona olímpica mientras esperaba un Uber: «No pude hacer nada»

El ataque racista a una campeona olímpica mientras esperaba un Uber: «No pude hacer nada»

Sunisa Lee hizo historia en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio en los que se convirtió en la primera gimnasta americana de origen asiático en lograr el oro olímpico en el concurso individual. Sin embargo, esa muestra de comunión entre culturas sigue sin agradar a todo el mundo en Estados Unidos, como la propia Lee ha podido comprobar.



En una reciente entrevista que concedió para Pop Sugar, la campeona olímpica de tan solo 18 años, desveló un lamentable ataque racista que tuvo que soportar. La gimnasta se encontraba en la calle con un grupo de amigos, también de ascendencia asiática, esperando la llegada de un Uber, cuando un coche se acercó para increparles.

Lee afirmó que los pasajeros del vehículo comenzaron a proferirles insultos racistas a ella y sus compañeros, gritándoles «que volvieran al lugar de donde vinieron». Inmediatamente después, uno de los integrantes les roció con un spray de pimienta que a ella le alcanzó en el brazo.

«Estaba muy enfadada, pero no pude hacer nada porque nos esquivaron y se fueron», explicó Lee en la mencionada entrevista. La frustración de la gimnasta fue más allá al ser consciente de que no podía hacer nada al ser ella una figura conocida. 

«No les hice nada y teniendo la reputación, es muy difícil porque yo no quería hacer nada que me pudiera meter en problemas. Simplemente lo dejé pasar», añadió. 

No obstante, el ataque que sufrió Lee no es ninguna casualidad. Desde el inicio de la pandemia, los ataques racistas a las minorías asiáticas se han multiplicado y según estudios, en el primer semestre del año se han registrado más de 4.500 incidentes de este tipo, siendo el 70% de los objetivos, mujeres.