El Atlético se estrella en San Mamés y se aprieta la carrera por la Champions

Un gol de Mario Hermoso en propia puerta y uno de Iñaki Williams de penalti dieron al Athletic la victoria en San Mamés en la visita del Atlético de Madrid. Los de Simeone pinchan en su visita a Bilbao y se complican el segundo puesto, apretando aún más la carrera por los puestos de Champions. 

El equipo de Diego Pablo Simeone se apagó como le ocurrió durante unos minutos a la iluminación del estadio vasco durante la segunda parte. El Atlético se vio superado por la garra de los ‘leones’, un fuerte inicio vasco en el que llegó el 1-0, en propia puerta de Mario Hermoso aunque en una gran carrera de Iñaki Williams.

Sufrió de lo lindo el cuadro visitante, algo mejoró antes del descanso, y cuando encontraba el pulso al encuentro encajó el 2-0, un penalti que le sacó Muniain a Héctor Herrera. Aunque le quedaba más de media hora por delante, el Atlético no encontró el camino, o no le dejó un Athletic entregado a su esfuerzo, el que terminaron pagando con molestias tanto Iñaki como Nico Williams.

No fue un partido de muchas ocasiones, sino de morder y de estar intensos. El equipo de Marcelino, con la motivación crecida por la derrota del Villarreal y la opción de acercarse a la séptima plaza, saltó con todo. En una tremenda carrera, Iñaki le ganó a Giménez y en su disparo-centro, Hermoso mandó el balón a la red. San Mamés rugió más si cabe con ese tanto a los ocho minutos.

Reinildo evitó el segundo de Muniain a los 20 y, con un cambio en su esquema para igualar la apuesta del rival, el Atlético asomó en los últimos compases del primer acto. Kondogbia tuvo un disparo desde la frontal que se fue por poco y una buena jugada de Carrasco tampoco encontró la red. La segunda mitad empezó más pareja, y Griezmann mandó una falta directa al larguero.

Del posible empate, los de ‘Cholo’ se vieron con el 2-0 en un penalti astuto de Muniain que convirtió Iñaki Williams. La tromba de cambios, con De Paul y Koke dentro del campo, más Cunha, no funcionó a un Atlético que sucumbió a la imprecisión en la salida, aunque el cuadro local no lo castigó más, sobre todo por culpa de un par de intervenciones de Oblak. Aún con la celebración del segundo tanto llegó ese apagón que duró solo unos minutos.

Así quedó un descuento largo, en el que el equipo de Simeone tuvo la opción de tirar de épica, pero el poste impidió el gol de Correa. Los vascos suman 51 puntos, a uno de la séptima plaza y cuatro de la sexta, con un partido más que la Real. Mientras, el Atlético, con una victoria en cuatro encuentros, es cuarto con 61, dando fe por la ‘Champions’ a un Betis (57) crecido con su título de Copa.