El Barça golea y llega al Clásico metiendo miedo

El Barça golea y llega al Clásico metiendo miedo

El Barcelona goleó sin miramientos a Osasuna ante un Camp Nou que ya está más que acostumbrado al ‘efecto Xavi’ (4-0). Ferran por partida doble , Aubameyang y Riqui Puig hicieron los tantos culés en un encuentro fácil para los azulgrana.

Apostó Xavi por Dembélé en el once titular, mostrando de nuevo su confianza en el francés, un gesto que el futbolista aprovechó, firmando un encuentro redondo con dos asistencias cruciales para los goles de su equipo.

El primer gol llegó por un discutido penalti que convirtió Ferran Torres, en su papel de delantero estrella del conjunto azulgrana. Fue a los 14 minutos de encuentro, ante un Osasuna que apenas opuso resistencia a la escuadra catalana. Sólo hubo que esperar siete minutos más para el gol de la tranquilidad, obra de nuevo de Ferran tras un magistral pase del citado Dembélé, redimido de pecados.

En menos de media hora, la nueva máquina de Xavi ya goleaba por 3-0 gracias al tanto de Aubameyang, que recogió de primeras un centro preciso de Dembélé. Con esa ventaja en el marcador, el partido se relajó, pero ni el Barça dejó de mandar sobre e terreno de juego ni Osasuna despertó en busca del gol de la honra.

Corría una hora de juego cuando Pique hizo el cuarto, que no subió al marcador, pero que daba buena cuenta del dominio azulgrana, único equipo sobre el césped del Camp Nou, ante un Osasuna completamente indefenso.

La segunda parte, sin presión gracias al resultado, fue un monólogo culé, con un estratosférico Dembélé por la derecha. A una semana del Clásico, programado para el próximo domingo a las 21h, el Barça mete miedo a un Real Madrid en las nubes tras su remontada europea.

Hacia el 70, Xavi dio descanso a Pedri y Aubameyang, por Riqui Puig y Memphis, manteniendo sus sistema con hambre de más goles. Y así llegó el cuarto, obra de Riqui Puig, un gol de listos. El azulgrana rebañó un rechace de Herrera y engañó al defensa para, desde la esquina izquierda de la portería, batir al meta rojillo y redondear la goleada de su equipo.

Aun quedaban algo más de 10 minutos de un encuentro en el que el equipo de Xavi se gustó y en el que Ter Stegen bien podría haber estado sentado porque Osasuna no tuvo oportunidad de oponer resistencia.

Después de una semana de Europa League en la que el Barça no pudo contra el Galatasaray, se plantó firme el conjunto culé, que suma cuatro partidos seguidos ganados en Liga, todos con holgura.

Se consolidan como terceros de Liga, empatados a puntos con el Atlético, pero con mejor tarjeta de goles los de Xavi Hernández, que han dado un salto de calidad notable desde que el excentrocampista se hiciera con las riendas del equipo.