El Barça no falla en su visita a la Real Sociedad y retrasa el alirón del Real Madrid

El FC Barcelona no se rinde en la lucha por LaLiga, por muy, muy complicado que lo tenga. De momento, retrasó el alirón del Real Madrid, que ya no podrá producirse el domingo, después de lograr una sufrida victoria en su visita a la Real Sociedad. Un gol de Aubameyang y los fallos de los delanteros donostiarras hicieron que los tres puntos (0-1) pusieran rumbo a la Ciudad Condal.

Salió Xavi Hernández con todo, pues más allá de la lucha por ser campeón, está la de las plazas Champions League y la segunda posición, ambas encarnizadas. Así, el teórico once de gala saltó al Reale, incluido Gerard Piqué tras su movida semana.

En un inicio de ida y vuelta, el que golpeó primero fue el conjunto azulgrana, aprovechando la debilidad en defensa de los locales. Alba centró desde la izquierda, Dembélé remató al palo y Ferran se la puso después a Aubameyang, que de cabeza y a un par de metros no perdonó.

A la Real Sociedad no se la vio cómoda, pese a varios tramos de dominio, y el balón rondó más la meta donostiarra. Un disparo de De Jong ajustado al palo fue la mejor ocasión de los visitantes.

Tras unas molestias de Piqué que hicieron saltar las alarmas, la Real tuvo una clarísima ocasión. Una gran combinación entre Sorloth e Isak dejó al sueco solo ante Ter Stegen, pero su disparo, mordido, se fue desviado.

La Real fue un huracán en el inicio de la segunda parte. Un centro de Januzaj dejó a Sorloth para un remate franco, pero el noruego falló de manera inexplicable. Y poco después, la volvió a tener el delantero, pero esta vez que el empate no llegara no fue culpa suya, sino de un paradón de Ter Stegen con una mano.

Con un centro envenenado de Januzaj que obligó a otra intervención de mérito del meta alemán se acabó el arsenal ofensivo de la Real, que había perdonado demasiado. El carrusel de cambios favoreció al Barça, y una gran acción de Ferran en el área a punto estuvo de convertirse en el segundo, pero Gavi falló desde el punto de penalti con todo a favor.

Los problemas físicos durante el partido de Jordi Alba y Araujo hicieron que hubiera 10 minutos de tiempo añadido, pero ni con esas fue capaz de crear peligro real en el tramo final la Real, el Barça se llevó la victoria.