El Barça sufre, remonta ante el Bayern y se mete en la Final Four de la Euroliga, donde se medirá al Real Madrid

Habrá un Barcelona – Real Madrid en la Final Four de la Euroliga. El duelo más esperado entre los dos eternos rivales se producirá en Belgrado, el 19 de mayo, después de que los azulgranas superaran este martes al Bayern en el quinto partido (81-72) de una agónica serie de cuartos de final (3-2) en la que los de Jasikevicius sufrieron mucho más de lo esperado para sellar su billete. 

Los actuales subcampeones de Europa encontraron tras el descanso su mejor ritmo en los dos lados de la pista, sobre todo en ataque, con el aporte de Nikola Mirotic (20 puntos), pero sobre todo de un inspirado Laprovittola, que les permitió romper el partido a su favor y no sufrir en exceso en el tramo final del partido.

Pero los de Andrea Trinchieri no lo pusieron fácil. No se dejaron intimidar por el gran ambiente del Palau Blaugrana y optimizaron una vez más sus recursos para meter miedo hasta después del descanso, tiempo en el que se jugó a lo que más le interesaba.

El Barça empezó amagando (9-4), pero el Bayern no se puso nervioso y entre Jaramaz y Hunter firmaron un 0-11 para coger la delantera en el partido. Los de Jasikevicius, mejor desde fuera, no tuvieron continuidad en ataque y no consiguieron deshacerse del conjunto muniqués, que se resistía a perder la delantera y que encontró los triples de Weiler-Babb y Jaramaz para llegar al descanso con oxígeno (31-37).

El conjunto azulgrana necesitaba mejorar ofensivamente si no quería tener un final muy angustioso. Y lo hizo sin bajar los brazos y las piernas en defensa, mientras que Mirotic, imparable en las cercanías del aro, lideraba la mejoría para retomar el control en el marcador (45-42).

Los de Trinchieri se aferraron a triples casi milagrosos para mantener sus opciones hasta que apareció la magia de Laprovittola. El argentino firmó un ‘3+1’ y un triple desde ocho metros para sumar 13 puntos en este cuarto y provocar el despegue casi definitivo de los suyos a falta de los diez minutos finales (60-52).

El inicio del último cuarto comenzó con errores por ambos lados, pero Mirotic puso por fin a los blaugranas por encima de los diez puntos y ya oteando el Stark Arena. El Bayern intentó responder (63-55), pero no fue suficiente ante un Palau ya entregado a la fiesta por la clasificación para la Final Four.