El covid comienza a dar tregua en el mundo después de los picos por ómicron

El covid comienza a dar tregua en el mundo después de los picos por ómicron

El mundo reportó 3,8 millones de casos de covid en la última semana, la cifra más baja desde que a mediados de noviembre se detectaran los primeros casos de variante ómicron, actualmente la dominante en el planeta, según los datos presentados este miércoles por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La cifra supone una reducción del 17 % con respecto a los contagios registrados en la anterior semana (18-24 de abril), según la OMS, que insiste en su informe epidemiológico semanal que debido a la reducción de test en muchos países esta caída debe ser interpretada con cautela.

(Lea también: Ucrania: médicos alertan de trastornos en los refugiados por la guerra)

Se trata, en todo caso, de la sexta semana consecutiva de descensos globales, lejos ya de los récords de finales de enero, cuando se superaron los 23 millones de contagios en el mundo por semana.

Europa se mantuvo como la región con más contagios en los siete días estudiados (1,8 millones, un descenso del 22 % con respecto a la anterior semana), seguida de Asia Oriental (1,1 millones, un 20 % menos) y América (616.000, un ascenso del 13 %).

Del 25 de abril al 1.° de mayo se registraron por otro lado 15.700 muertes, una reducción del 3 % con respecto a la semana anterior, y confirmando una tendencia a la baja que se inició ya a principios de febrero.

(Le puede interesar: En Venezuela funcionan solo dos quirófanos por cada hospital público)

La cifra semanal de fallecidos es la más baja desde finales de marzo de 2020.

Europa reportó la semana pasada 6.400 muertes por covid, un descenso del 16 %, mientras que en América se registraron 4.200, una cifra similar al periodo semanal anterior, y en el sur de Asia 2.600, un ascenso del 69 % que se explica en parte por la contabilización en India de decesos de meses anteriores.

La cifra semanal de fallecidos es la más baja desde finales de marzo de 2020.

Foto:

Hector RETAMAL / AFP

En el informe de esta semana la OMS ha dejado de informar el porcentaje de casos analizados en laboratorio que pertenecen a variantes del coronavirus distintas a la dominante (delta, alfa, etc), señalando que «prácticamente todas las secuencias reportadas son ómicron».

En el acumulado desde el inicio de la crisis sanitaria hace más de dos años, se han registrado 511 millones de casos de covid en el planeta, de los que 6,2 millones fueron mortales, lo que constituye la peor pandemia desde la gripe de 1918-20.

(Además: Lo que está en juego si la Corte revoca derecho al aborto en Estados Unidos)

‘La pandemia no se ha acabado’: OMS

Sin embargo, a pesar de estas cifras, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló este miércoles que el reciente repunte de casos de covid en América y Sudáfrica, país donde se han identificado dos nuevos sublinajes de la variante ómicron, «son un signo de que la pandemia aún no ha terminado».

Los sublinajes BA.4 y BA.5, identificados por el mismo laboratorio que detectó la variante ómicron a finales de 2021, «parecen estar detrás del aumento de casos en Sudáfrica», advirtió Tedros en su conferencia de prensa semanal.

EL máximo responsable de la OMS señaló que por ahora es prematuro ligar la BA.4 y la BA.5 a casos más o menos leves de la enfermedad, aunque indicó que de momento las vacunas parecen mostrarse efectivas para proteger el organismo de formas graves de covid.

(Siga leyendo: EE. UU.: Gobernador de Oklahoma promulga restrictiva ley sobre aborto)

La vacunación sigue siendo la mejor forma de proteger a la población

«La vacunación sigue siendo la mejor forma de proteger a la población, junto a las medidas sanitarias y sociales que han probado su efectividad», indicó el experto etíope.

Tedros subrayó que el objetivo global debe seguir siendo vacunar al 70 % de la población en todos los países del mundo contra la covid (la media global supera el 65 %, aunque las tasas son muy dispares entre economías desarrolladas y en desarrollo).

«El acceso a las vacunas ha mejorado, pero todavía está limitado por problemas como la falta de compromisos políticos, las limitaciones financieras o las dudas diseminadas por las campañas de desinformación», afirmó.

Tedros añadió que la realización de tests sigue siendo vital para hacer frente a la pandemia pues con ellos se ha logrado identificar los nuevos sublinajes, pese a que en muchos países se ha reducido en gran medida el presupuesto dirigido a estos análisis masivos.

«En muchos países esencialmente no podemos ver cómo está evolucionando el virus y no sabemos lo que ocurrirá en el futuro», alertó el director general, quien este jueves viajará a Polonia para participar en una conferencia internacional de donantes con el objetivo de asistir a Ucrania.

EFE

Más noticias

México: familias se entrenan para encontrar a sus desaparecidos y muertos

Falso ginecólogo colocaba ‘palillos de colombina’ como anticonceptivos

China mantendrá su política de ‘cero covid’ pese a rechazo de la población