El día que Messi pudo fichar por el Real Madrid y cambiar la historia del fútbol: «¿Este quién se cree? ¿Maradona?»

El día que Messi pudo fichar por el Real Madrid y cambiar la historia del fútbol: «¿Este quién se cree? ¿Maradona?»

Uno de los protagonistas indiscutibles de la ida de octavos de final de la Champions League entre PSG y Real Madrid será un viejo enemigo de los blancos. Leo Messi disputará su primer duelo contra los madridistas con una camiseta que no es la del Barcelona, lo que sin duda será una de las noticias de este martes.

Ídolo culé eterno pese a su marcha, ha salido a la luz un episodio que pudo cambiar no sólo la historia de Messi, sino del propio fútbol mundial. Guillem Balagué, reputado periodista y autor de la biografía del argentino, ha contado en ‘Le Parisien’ lo que ocurrió hace más de dos décadas: el Real Madrid estuvo muy cerca de fichar al argentino.

Hay que remontarse a otoño de 2001. Messi, su familia y el FC Barcelona habían llegado a un acuerdo para una renovación a razón de 100 millones de pesetas, 6 millones de euros al cambio. El argentino por entonces tenía solo 14 años y aunque ya despuntaba en la cantera culé, aún le quedaba mucho para ser el astro que luego fue.

En aquel momento llegó Javier Pérez Farguell a la dirección deportiva del Barcelona. Cuando se enteró de las cifras de la renovación se echó las manos a la cabeza, y según Balagué dijo: «¿Quién se cree que es? ¿Maradona? Paremos esto y que vuelva a Argentina». Este incidente llegó a oídos de Jorge Valdano, por entonces director deportivo del Real Madrid y al que ya le tentaba ir a por Messi. El potencial que tenía su compatriota bien podría valer el esfuerzo, máxime en plena explosión de los Galácticos.

Se llegó a trazar un plan pero precisamente para no entrar en conflicto con el Barcelona, se frenó la operación. Balagué asegura que incluso llegó a haber conversaciones con el entorno de Messi, que no llegaron nunca a verlo con malos ojos, pero siempre priorizando su continuidad en el club culé que les había acogido cuando la ‘Pulga’ era un niño aún más pequeño. 

Tres años después, el 16 de octubre de 2004, Messi saltaba al césped del estadio olímpico de Montjuic para debutar oficialmente con el primer equipo del Barcelona. El resto es una historia que podría haber sido muy diferente.