El durísimo camino de España hacia la final de la Eurocopa: todos los 'cocos', en su lado del cuadro

La andadura de la selección española en esta Eurocopa ha arrancado de manera brillante: tres victorias en sus tres partidos en la fase de grupos, ante Croacia, Italia y Albania, sin recibir ni un solo gol en contra y haciendo cinco tantos. Unos datos que demuestran que la Roja va lanzada a por la cuarta Eurocopa de su historia.

Para conseguir levantar el torneo continental de nuevo, algo que no logra desde 2012, España deberá superar a algunas de las mejores selecciones del mundo, pues la fortuna ha querido que el equipo de Luis de la Fuente vaya por el lado más duro del cuadro, en el que están todos los ‘cocos’.

Unos octavos… ¿ante Países Bajos?

Como primera clasificada del grupo B, España se medirá en octavos de final a una de las mejores terceras de la fase de grupos: su rival se decidirá entre los grupos A, D, E o F. En ese escuadrón entra Países Bajos tras caer ante Austria (2-3) en la última jornada. La Oranje ha demostrado ser una gran selección, especialmente en ataque: Cody Gakpo y Memphis Depay son sus grandes amenazas. Y Xavi Simons se ha alzado como el líder del centro del campo pese a que el equipo de Koeman echa de menos la figura de Frenkie de Jong.

La anfitriona Alemania, en cuartos

De superar los octavos de final, otro coloso podría esperarle en cuartos: la anfitriona Alemania. La Mannschaft ha firmado un gran torneo hasta ahora: se estrenó con goleada ante Escocia (5-1), derrotó a Hungría (2-0) en un partido muy trabajado, y supo sufrir ante Suiza para rascar un empate (1-1) en el último minuto. El grupo de jóvenes, en especial Florian Wirtz y Jamal Musiala, que Nagelsmann ha juntado con los veteranos Kroos, Gündogan, Kimmich y compañía, la convierten en una rival muy complicada. Además, la selección germana va también tras su cuarta Eurocopa después de unos años muy complicados.

Semifinales: Francia o Portugal

Las dificultades en el camino de la Roja no terminarán en cuartos. Si llega a semifinales podría tener que verse las caras con la Portugal de Cristiano Ronaldo, en el mejor de los casos, o con la Francia de Kylian Mbappé, en el peor. Ambos podrían medirse en cuartos de final para decidir el contrincante de España en el partido por el billete a la final.

La selección lusa ha conseguido una temprana clasificación a octavos con dos victorias en dos partidos: ganó a República Checa (2-1) sobre la bocina y cosechó una cómoda victoria ante Turquía (0-3). En el último torneo continental del ‘7’, rodeado de grandes nombres (Bernardo Silva, Rafael Leao, Bruno Fernandes o Rúben Dias) y jóvenes promesas (Vitinha, Conceiçao o Gonçalo Ramos), Portugal se alza como una selección muy peligrosa con la que es mejor no encontrarse.

Les Bleus, por su parte, son los grandes favoritos a la Eurocopa, aunque sus actuaciones en lo que va torneo continental no invitan al optimismo: ganaron a Austria (0-1) gracias a un gol en propia puerta, y empataron con Países Bajos (0-0) y Polonia (1-1), a la que solo pudo marcar de penalti. Además, la Euro es la gran asignatura pendiente de su capitán, Mbappé: es la única competición que no ha ganado con su selección, y solo ha marcado un gol en sus dos participaciones (2021 y 2024).