Virginia Torrecilla regresó al fútbol 683 días después de que se le diagnosticase un tumor cerebral del que, un año y ocho meses después, ya se ha recuperado. Por este motivo, el entrenador del Atlético de Madrid quiso tener un detalle con la jugadora y la hizo saltar al césped en el minuto 85 de una final de la Supercopa de España en la que el FC Barcelona derrotó por 7-0 al conjunto rojiblanco.

Las jugadoras del Barça hicieron un parón en su celebración del título para saludar, una a una, a su rival, a la que tendieron una pequeña trampa. Como quien no quiere la cosa, Torrecilla fue rodeada por sus contrincantes y acabó siendo manteada por ellas, ante la ilusión en la mirada de la plantilla del Atlético de Madrid que presenciaba la escena.

La escena trascendió rápidamente a las redes sociales, que celebraron el gesto de las blaugranas, al tiempo que se alegraban por el retorno a los terrenos de juego de una Virginia Torrecilla que se ha convertido en todo un ejemplo de superación, tesón y perseverancia.