El extraño caso de Mbappé y su maldición en las Eurocopas: solo un gol… y de penalti

Kylian Mbappé aterrizó en la Eurocopa como su gran estrella. El líder de una Francia que es la máxima favorita a levantar el torneo continental el próximo 14 de julio en Berlín. Todo, pese al extraño caso del astro galo en la Euro: no solo es la única competición que le queda por ganar al capitán de Les Bleus con su selección, sino que el delantero solo ha sido capaz de marcar un gol en sus dos participaciones.

El ’10’ de Francia se estrenó en la gran cita del viejo continente en la pasada edición. Ni en la victoria ante Alemania (1-0) ni en los empates ante Hungría (1-1) y Portugal (2-2) consiguió anotar el futbolista del Real Madrid. Tampoco en los octavos de final que la selección francesa jugó ante Suiza.

De hecho, fueron un doblete de Karim Benzema y un tanto de Paul Pogba los que llevaron a Francia a la prórroga frente al combinado helvético, que logró empatar el choque con los dos goles de Seferovic y Gavranovic. Ni rastro de Mbappé en el apartado goleador en ese partido. Es más, el francés falló su penalti en la tanda que decidió al cuartofinalista, lo que significó la eliminación de su selección.

No ha sido hasta este martes cuando el ex del Paris Saint-Germain ha logrado romper su maldición en la Eurocopa con un solitario gol de penalti ante Polonia. Antes, Mbappé no había sido capaz de superar a un colosal Skorupski pese a haber disfrutado de varias ocasiones muy claras.

Su caso llama especialmente la atención, además, porque a sus 25 años está cerca de convertirse en el máximo goleador en la historia de los Mundiales: ha jugado tres y ha marcado 12 goles, lo que le sitúa sexto en la tabla de máximos goleadores, a cuatro de los 16 de Miroslav Klose, y solo por detrás del alemán, Ronaldo Nazario, Gerd Müller, Just Fontaine y Lionel Messi.