El idioma ancestral que solo hablan ocho personas en el mundo

El idioma ancestral que solo hablan ocho personas en el mundo

El avance de la tecnología humana más grande no es el internet y los cientos de motores de búsqueda, ni siquiera son los teléfonos inteligentes, sino que es una habilidad que es necesaria para esas dos grandes herramientas: el lenguaje.

Como toda lengua, el kawésqar responde a las condiciones geográficas y sociales de cada cultura. Por eso según Oscar Aguilera, un lingüista chileno, el idioma tiene 32 formas diferentes de decir la palabra ‘aquí’ para dar cuenta de la cantidad de relaciones que tienen los Kawésqar con su entorno.

Sin embargo, ahora sólo quedan ocho personas que hablan el idioma con maestría, y de esos siete son personas que hacen parte del pueblo indígena. Ellos fueron quienes le enseñaron a Aguilera durante los años 90 esta lengua.

El pueblo y su lengua

Los Kawésqar eran un grupo nómada que surgió en la zona austral de Chile, hacia el estrecho de Magallanes. Como la mayoría de pueblos indígenas, la colonización española cambió completamente las relaciones en el continente americano y se volvió necesario para su supervivencia aprender español.

También abandonaron la vida nómada y se establecieron en Puerto Edén, un municipio en el sur del golfo de Penas. Según reportó la ‘BBC’, el Museo Chileno de Arte Precolombino reconoció que en el siglo XIX el pueblo Kawésqar alcanzó a tener 4 mil personas, y la mayoría de ellos hablaban su lengua ancestral.

(Puede interesarle: La nueva Constitución de Chile enfrenta un camino de espinas).

Sin embargo, en el cambio de siglo, su población descendió dramáticamente a 500 y luego a unas 120 personas en 1920. Actualmente, hay 250 personas Kawésqar en la región de Magallanes, pero casi todos hablan el español exclusivamente.

La lengua fue registrada por primera vez a finales del siglo XVII, en los diarios de campo del explorador francés Jean de la Guilbaudière.

Un interés que revive

La primera dama chilena, Irina Karamanos, ha expresado que desea aprender kawésqar y convertirse en la novena hablante viva de la misma. De acuerdo con la ‘BBC’, Karamanos percibe la relación de los chilenos con sus diversos pueblos indígenas como ‘deficiente’ y reconoce el aprender la lengua como un acto de tender lazos más estables con estas comunidades.

(Lectura sugerida: La joven que aprendió a hablar 8 idiomas vendiendo dulces a turistas).

Puede que en este proceso de aprendizaje, se tope con muchas dificultades. Pues el kawésqar es un idioma ‘aislado’, es decir, los lingüistas no han podido identificar hasta la fecha una relación con otro idioma. Sin embargo, se sabe que como el turco, esta lengua es aglutinante, una particularidad que no existe en las lenguas romance, de la que proviene el español.

Las lenguas aglutinantes se caracterizan por tener palabras que se construyen con diversas ‘partes’ o ‘piezas’. Esto hace que no puedan traducirse de manera directa con el español. Así como existen palabras únicas como ‘barco’ que se puede traducir directamente con el inglés, por ejemplo, en la palabra ‘ship’.

El presidente electo de Chile, Gabriel Boric y la primera dama, Irina Karamanos.

Foto:

Twitter: @i_krmns

“En kawésqar tenemos palabras como jerkiár-atǽl, un verbo que significa ‘el movimiento que hace el mar de flujo y reflujo»’, le contó el lingüista Aguilera a ‘BBC Mundo’. Este filólogo salió de su carrera formal en la Universidad de Chile hacia la comunidad en Puerto Edén y tras un año de trabajo conjunto publicó un léxico de dicho idioma.

(No deje de leer: El Salvador extiende estado de excepción por guerra contra las pandillas).

Además, Aguilera señaló que este pueblo prefiere crear sus propios términos a objetos modernos o verbos derivados de los mismos: como teléfono y llamar respectivamente. Igualmente, las interacciones entre culturas han implicado que existan préstamos del español que los hablantes del kawésqar han ‘nativizado’.

En el kawésqar no existen las mentiras

“Si el Kawésqar no tiene certeza de lo que dice, pues no lo dice”, declaró Aguilera. En vez de hacer afirmaciones que contengan información que no haya sido confirmada explícitamente por quien lo habla, se usan construcciones de frases condicionales.

Culturalmente ellos rechazan la falta de veracidad, la persona que miente es señalada con el dedo

El lingüista lo explica de la siguiente forma: “Culturalmente ellos rechazan la falta de veracidad, la persona que miente es señalada con el dedo”.

Un ejemplo que ilustra a lo que se refiere es que una persona kawésqar no diría que en Colombia hay muchos lulos en todas las tiendas de barrio, porque no le consta que esa fruta puede encontrarse en todas las tiendas si no puede verlo por sí mismo. En casos como esos, dirían ‘en Colombia habría muchos lulos en las tiendas’.

(Antes de irse: Debanhi Escobar: el paso a paso de la desaparición que conmocionó a México).

A pesar de que no se trata de una lengua práctica de aprender, Oscar Aguilera junto con José Tonko y Juan Carlos Tonko, dos miembros de la familia con quienes el lingüista aprendió kawésqar por primera vez, están trabajando por registrar la mayor cantidad de detalles de este idioma y crear diccionarios español-kawésqar.

Ahora, con el interés de la esposa de Gabriel Boric, es posible que mejoren las condiciones para que se siga multiplicando esta lengua. La apuesta de Irina Karamanos puede tomar décadas de trabajo de Oscar Aguilera y lograr que se salve de la extinción.

Otras noticias

Debanhi Escobar: revelan imágenes de la joven dentro del taxi que la llevó

Padre amenazó de muerte a un niño porque le hacía bullying a su hija

Hombre que quiere ser alien se amputaría una pierna para su transformación

¿Cómo recibe Perú la constituyente propuesta por el presidente Castillo?

Tendencias EL TIEMPO.