El Kremlin cuenta cómo reacciona Putin ante los continuos reportes mediáticos sobre una inminente invasión rusa de Ucrania

El Kremlin cuenta cómo reacciona Putin ante los continuos reportes mediáticos sobre una inminente invasión rusa de Ucrania

Medios occidentales señalaron el 15 y el 16 febrero como la fecha en la que se produciría el presunto ataque militar ruso.

El Kremlin condena y considera inaudita la campaña internacional que se produce desde noviembre pasado fomentando la tensión en Ucrania acusando a Rusia de preparar una invasión de su país vecino, comentó a la prensa el portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov.

A la pregunta de si había alguna garantía de que el presidente estadounidense Joe Biden no fijaría una nueva fecha para el «ataque» ruso a Ucrania y de si no era hora de ajustar el calendario de «invasiones» difundido por varios medios occidentales, el vocero de Vladímir Putin describió esos reportes como un «frenesí informativo maníaco» que «sacude al mundo» y lo encuadró dentro una «campaña sin precedentes para avivar las tensiones en Europa».

Preguntado sobre cómo reacciona el presidente ruso a esas publicaciones, Peskov afirmó: «Es difícil tomar estas cosas a la ligera, pero en ocasiones incluso bromea pidiendo que averigüen si publican la hora precisa«.

Las especulaciones sobre una supuesta invasión rusa de Ucrania se han venido intensificando en Occidente en las últimas semanas, pese a ser rechazadas reiteradamente por Moscú. Los reportes de un inminente ataque han sido refutados también por las autoridades ucranianas.El pasado viernes, Politico reportó, con referencia a informantes anónimos, que el presidente de EE.UU., Joe Biden, durante una videoconferencia con aliados de la OTAN señaló al 16 de febrero como el día de inicio de la invasión rusa. Por su parte, Bloomberg publicó una nota donde aseveraba, citando a «funcionarios familiarizados con el asunto», que Rusia podría lanzar una guerra contra Ucrania este martes 15 de febrero.En medio del alarmismo mediático, decenas de países de todo el mundo recomendaron en los últimos días a sus ciudadanos abandonar el territorio ucraniano.