El laboratorio de la AMA «no sabía que debía acelerar el análisis» de la muestra de Valíeva

El laboratorio de la AMA «no sabía que debía acelerar el análisis» de la muestra de Valíeva

En cuanto al fallo del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) a favor de Valíeva, la AMA reconoció la decisión, pero se mostró «decepcionada».

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) ha declarado este lunes que la prueba de la patinadora artística rusa Kamila Valíeva del 25 de diciembre, en la que dio positivo por trimetazidina, «no fue marcada por la RUSADA [Agencia Antidopaje Rusa] como una muestra prioritaria» a la hora de ser entregada al laboratorio antidopaje en Estocolmo, Suecia, y por eso los resultados llegaron tan tarde.

«Esto significa que el laboratorio no sabía que debía acelerar el análisis de esta muestra», explicó la AMA en un comunicado, agregando que va a investigar el caso, mientras que la RUSADA ya ha iniciado una investigación del personal de apoyo de la atleta, tal y como lo exigen los términos del Código Mundial Antidopaje cuando se trata de un menor de edad.

La AMA también señaló que siempre espera que las organizaciones antidopaje estén en contacto con los laboratorios para asegurarse de que agilizan el análisis de las muestras de modo que los resultados lleguen antes de que los deportistas inicien competiciones tan importantes como los Juegos Olímpicos o Paralímpicos.

En cuanto al fallo del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) a favor de Valíeva, la AMA reconoció la decisión, pero se mostró «decepcionada«, afirmando que el Código Antidopaje «no permite hacer excepciones específicas en relación con las suspensiones provisionales obligatorias para las ‘personas protegidas’, incluidos los menores de edad».

El TAS, por su parte, declaró que las reglas antidopaje existentes tanto del Código Mundial Antidopaje como de la RUSADA «no dicen nada sobre la suspensión provisional de las personas protegidas» y subrayó que no hubo culpa de Valíeva en los «graves problemas de la notificación» tardía de los resultados de su prueba de diciembre, que se dieron a conocer solo el 8 de febrero, cuando la deportista, de 15 años, ya había participado en la prueba por equipos de los JJ.OO. de Pekín.