El ministro del Interior de Turquía comenta sobre las exigencias de devolver los S-400 rusos

El ministro del Interior de Turquía comenta sobre las exigencias de devolver los S-400 rusos

Suleyman Soylu tachó la propuesta de una «completa idiotez» teniendo en cuenta la actual situación en Ucrania.

El ministro del Interior de Turquía, Suleyman Soylu, ha calificado de «mentes diminutas» a quienes instan, en medio de las acciones de combate entre Rusia y Ucrania, a que Ankara devuelva a Moscú los sistemas de defensa antimisiles S-400 rusos que adquirió años atrás.

«Es una completa idiotez ver el panorama al que se enfrenta Ucrania, que no puede hacer nada contra los aviones y misiles, y proponer devolver los sistemas de defensa de inmediato», señaló Soylu este martes durante la reunión dedicada a la lucha contra el contrabando y crimen organizado, que tuvo lugar en Antalya.

Por su parte, el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, aseguró la misma jornada que Turquía no quiere participar en las medidas punitivas impuestas a Rusia. «No participamos en este tipo de sanciones en general como cuestión de principios», afirmó, agregando que tampoco están dispuestos a involucrarse ahora.

Turquía suscribió un contrato con Rusia para el suministro de los S-400 en 2017, provocando rechazos por parte de EE.UU. y de la OTAN. Desde entonces, Washington no ha dejado de procurar que Ankara abandone los sistemas de defensa aérea rusos, al punto de imponerle por tal causa sanciones y expulsar a Turquía de su programa de armamento con cazas de quinta generación F-35, cancelando los suministros a ese país.

EE.UU. objeta categóricamente que los miembros de la Alianza Atlántica utilicen los sistemas antimisiles rusos, asegurando que representan una amenaza para la seguridad de los F-35. Por su lado, la parte turca sostiene que los complejos S-400 podrían usarse de forma independiente sin integrarlos a los sistemas de la OTAN, por lo que no representarían ningún riesgo.

El sistema de misiles antiaéreos S-400 Triumf fue diseñado para brindar protección altamente eficaz contra ataques aéreos con misiles balísticos estratégicos, de crucero, tácticos y de otro tipo. Es capaz de alcanzar objetivos que se mueven en el aire, incluidos aviones y misiles de crucero, desde una distancia de 400 kilómetros.