El plan europeo para desligarse de Rusia con transición energética

El plan europeo para desligarse de Rusia con transición energética

La Comisión Europea presentó este miércoles un plan por 210.000 millones de euros (más de 220.000 millones de dólares) que prevé una aceleración de las energías renovables y el ahorro energético para liberarse «lo más rápido posible» de las importaciones de gas ruso.

«Debemos reducir nuestra dependencia energética de Rusia lo antes posible. Podemos hacerlo», dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en una declaración.

(Le puede interesar: Suecia y Finlandia entregarán este miércoles solicitud para entrar a Otán)

Reducir las importaciones de combustibles fósiles es crucial para lograr la meta de la UE de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 55 % para 2030, y lograr la neutralidad de carbono en 2050.

La aceleración de la transformación del sistema energético europeo requerirá una inversión de unos 210.000 millones de euros para 2027, estimó la Comisión.

El grueso de la financiación propuesta procedería de préstamos ya incluidos en el plan de recuperación europeo NextGenerationEU pero que aún no se han utilizado. Estos préstamos ya representan 225 mil millones de euros que se pueden movilizar de inmediato.

A corto plazo, la UE también tendrá que aumentar su producción de electricidad a partir de centrales nucleares y de carbón.

(Además: Mariúpol cae en manos rusas tras abandono de Ucrania de lucha en Azovstal)

Una persona de St. Paul, Minnesota, pide cortar las compras de petróleo ruso como castigo al ataque contra Ucrania.

Foto:

Michael Siluk – UCG – Universal Images – vÍa Getty

«El ahorro energético es la forma más rápida y económica de responder a la actual crisis energética», apuntó la Comisión Europea al lanzar un plan que había sido solicitado a finales de marzo por los líderes de la UE.

La Comisión estima que «cambios de comportamiento podrían reducir la demanda de gas y petróleo en un 5 % a corto plazo» y recomendó campañas de comunicación en cada país del bloque dirigidas a empresas y hogares.

(Puede leer: Vladimir Putin: ‘Expansión de la Otán no es una amenaza directa’)

Así, la Comisión propuso aumentar su objetivo de participación de las energías renovables en la combinación energética para 2030, del 40 % al 45 %.

Para ello, propuso duplicar las instalaciones fotovoltaicas para 2025 y reducir las trabas administrativas para agilizar los trámites de despliegue de proyectos solares y eólicos.

«Proponemos imponer techos solares para edificios públicos y comerciales para 2025, y para nuevos edificios residenciales para 2029′, apuntó Von der Leyen.

El plan también establece un objetivo de 10 millones de toneladas de hidrógeno de fuentes renovables producido en Europa para 2030.

(Siga leyendo: Ucrania presiona a la UE para sancionar todas las exportaciones rusas)

La Comisión Europea también está dispuesta a invertir hasta 2.000 millones de euros en infraestructuras petroleras en los países con más dificultades para alejarse del crudo ruso, como Hungría, Eslovaquia o República Checa.

«Si bien en la mayoría de los casos el mercado mundial permite una sustitución rápida y eficaz, algunos Estados miembros son más dependientes del petróleo ruso por oleoducto» y «se necesitan inversiones muy limitadas y específicas para garantizar la seguridad del petróleo», recoge el plan «Repower EU».

El Ejecutivo comunitario prevé dotaciones presupuestarias tanto para el transporte del crudo como «inversiones específicas en la reconfiguración y mejora de las refinerías de productos derivados del petróleo».

Esto se debe a que el petróleo ruso es más pesado que otros, como el saudí, y que hay países, como Hungría, con refinerías preparadas para ese tipo de crudo que requieren «cambios tecnológicos».

La respuesta de Putin

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, calificó este martes de «suicidio económico» la política de los países de la Unión Europea (UE) en materia energética, en un momento en el que debaten embargos al gas y el petróleo rusos en respuesta a la contienda militar rusa en Ucrania.

«Este auto de fe económico, este suicidio, es un asunto interno de los países europeos, nosotros debemos actuar de modo pragmático y partir de nuestros propios intereses económicos», afirmó durante una reunión telemática dedicada a la industria del petróleo en Rusia, al analizar la posibilidad del veto europeo al crudo ruso.

El mandatario ruso constató que actualmente «en base a motivos de tinte político, para satisfacer sus propias ambiciones y bajo las presiones del soberano estadounidense, los países europeos imponen más y más sanciones en los mercados del petróleo y el gas», algo que conduce a un incremento de la inflación.

«Los europeos reconocen abiertamente que todavía no pueden prescindir totalmente de las fuentes energéticas rusas», señaló, al constatar que en algunos países europeos la mayor parte del petróleo que se consume es ruso, por lo que «no podrán hacer esto durante mucho tiempo, prescindir de nuestro petróleo».

Vladimir Putin AMP

Foto:

Efe

Putin subrayó que algunos países europeos se han planteado esta tarea «sin tomar en cuenta el daño que ya ellos mismos han causado a su propia economía».

«Nos da la impresión de que los colegas occidentales, los políticos y economistas, simplemente han olvidado las leyes básicas elementales económicas o que prefieren ignorarlas conscientemente en detrimento propio», afirmó. «En vez de reconocer sus errores, buscan culpables en otro lado», añadió.

Según el presidente ruso, la decisión de vetar las fuentes energéticas rusas convertirá a Europa en la región con los precios más altos a largo plazo.

«La negativa a utilizar las fuentes energéticas rusas significa que Europa, de modo sistémico y a largo plazo, se convertirá en la región con los mayores precios para la energía en todo el mundo», dijo.

(Además: ¿Debe Europa dejar de subvencionar la guerra de Putin?)

Putin alertó que, «según algunos expertos, esto podrá socavar de un modo grave e irreversible la competitividad de gran parte de la industria europea».

Con la vista puesta en Rusia, el presidente propuso al Gobierno ruso y a los dirigentes de las principales compañías petrogasíferas del país estudiar medidas adicionales para proteger los intereses nacionales.

«Teniendo en cuenta cuáles serán los pasos que dará próximamente Occidente, debemos sacar conclusiones de antemano y actuar con anticipación, revertir los pasos impensados y caóticos de algunos socios nuestros a nuestro favor, a favor de nuestro país», exigió. Sin embargo, alertó que Occidente no cometerá errores eternamente, y llamó a asumir una actitud pragmática ante la situación actual.

EFE y AFP

Más noticias

Rusia dejó de suministrar electricidad a Finlandia

¿Es probable una invasión rusa a Finlandia por adhesión a la Otán?

Guerra en Ucrania ya deja al menos ocho millones de desplazados internos