El presidente del BBVA desoye a Calviño y ganó 7,8 millones en 2021, un 5% más que antes de la pandemia

El presidente del BBVA desoye a Calviño y ganó 7,8 millones en 2021, un 5% más que antes de la pandemia

BBVA desoye a la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, como ya hizo CaixaBank y presenta sueldos crecientes en su cúpula. El banco ha publicado su informe anual de remuneraciones en el que desvela que su presidente, Carlos Torres, recibió una remuneración total de 7,8 millones de euros, se trata de un 5% más que en 2019 el último ejercicio previo a la pandemia. Por su parte, el consejero delegado, Onur Genç, ganó 6,8 millones de euros, un 7% más que en 2019. La subida es muy superior con respecto a 2020, pero no es comparable al haber sido un ejercicio en el que el español y el turco renunciaron a su retribución variable por la caída de resultados del banco en el primer año de pandemia.

Las subidas de sueldo en 2021 se producen pese a la petición de la vicepresidenta del Gobierno de que la banca limite este tipo de retribuciones, que ella califica de «inaceptables» en una etapa de cierre de oficinas y salida de personal. BBVA presentó en 2021 un plan de bajas para más de 2.900 trabajadores. Calviño llegó a pedir al Banco de España que limitara estos sueldos y dijo que barajaba ella misma utilizar instrumentos legales. Finalmente se limitó a no apoyar una subida de sueldo de José Ignacio Goirigolzarri en CaixaBank al ser el Estado accionista minoritario de esta entidad. No obstante, el vasco obtuvo una mayoría del accionariado en favor de su subida.

Los llamados «bonus», la retribución variable, explica el grueso de lo que ha ganado Torres. Su sueldo fijo fue de 2,9 millones de euros en 2021 y el variable, 4,2 millones de euros. El banco precisa en su informe que parte de la subida se explica también por la reducción de la aportación al fondo de pensiones de Torres en un cambio de política retributiva de la entidad. El informe asegura también que estos sueldos son «competitivos» con los de los banqueros de «entidades comparables», entre los que menciona Banco Santander y CaixaBank, además de otras entidades europeas. El informe ha sido publicado ya culminada la campaña electoral en Castilla y León.

Una novedad del informe en cumplimiento de una circular de la Comisión Nacional del Mercado de Valores es que se acompañan estos sueldos con una comparativa con la retribución media de los empleados. Según el BBVA fue de 73.000 euros, lo que representa una caída del 7,14% con respecto a 2019, pero la entidad cuestiona que se puedan hacer este tipo de comparaciones «por la diversidad geográfica del grupo».

En cuanto al Consejo de Administración, el consejero no ejecutivo mejor remunerado fue el exgobernador del Banco de España, Jaime Caruana, con 568.000 euros, por encima de los 527,000 de 2019.

BBVA obtuvo unos beneficios en 2021 de 5.069 millones, los mayores en una década y con un incremento de clientes próximo a los nueve millones de clientes. El banco justifica el sueldo de sus principales ejecutivos por el cumplimiento con creces de los objetivos marcados.

En cuanto a la contratación del excomisario José Villarejo, BBVA menciona en otro informe, el de gobierno corporativo, que la investigación judicial «no es un riesgo significativo» para su reputación, pero admite que «no es posible predecir en este momento su ámbito o duración ni todos sus posibles resultados o implicaciones para el Grupo, incluyendo potenciales multas y daños o perjuicios a la reputación del Grupo».