El Real Madrid vuelve a salir vencedor con la unidad ‘B’: Rodrygo, el líder y destellos de Camavinga, Asensio y Ceballos

El Real Madrid lo tiene todo para ser campeón de liga, el conjunto dirigido por Carlo Ancelotti sigue lanzado y no hace prisioneros en los campos que visita. Esta vez fue un triunfo diferente, una victoria cimentada en la segunda unidad.

La importancia de reactivar a todos los jugadores en el tramo más importante de la temporada es crucial y el Real Madrid parece haberlo conseguido tras lo mostrado en El Sadar.

Rodrygo, el líder contra Osasuna

Rodrygo volvió a demostrar sobre el césped la gran confianza que ha puesto el técnico del conjunto blanco en él. El brasileño se mostró como el principal estilete de los suyos durante todo el partido, una auténtica pesadilla para la defensa de Osasuna.

Suyo fue el protagonismo en la segunda parte, donde consiguió forzar dos penaltis tras percutir por el perfil izquierdo. Primero le hizo el lío al Chimy Ávila y después a Nacho Vidal. La lástima, los fallos de Benzema desde los once metros. Pese a ello, excelentes sensaciones que refrendan lo visto contra el Sevilla y el Chelsea, donde marcó en ambos duelos.

Asensio, gol y confianza recuperada

El papel de Marco Asensio en los últimos partidos había ido disminuyendo ante el empuje de jugadores como Rodrygo o Valverde, que se habían mostrado fundamentales en los duelos anteriores.

Frente a Osasuna, Asensio volvió a demostrar de su importancia en el esquema del Real Madrid. Anotó un gol clave para los blancos justo antes del descanso y se mostró muy incisivo en posiciones delanteras. 

Camavinga, imperial en el centro del campo

Las últimas actuaciones de Camavinga han desatado la locura en los aficionados del líder. El francés no para de demostrar su desparpajo cada vez que tiene minutos. Su actuación, brillante y culminada con una excepcional visión de juego en el gol de Asensio, donde su pase a Ceballos dejó atónitos a todos.

Su única pega, el ímpetu que muestra en ciertas jugadas y le hace ver amarillas rápidas, frente a Osasuna es ejemplo de ello. Sin embargo, supo templar los nervios frente a los navarros y se mostró seguro y confiable en prácticamente todas sus acciones.

Ceballos, titularidad con minutos de calidad

Dani Ceballos sumó, tras muchísimo tiempo, una titularidad con el Real Madrid. El utrerano, pese a sumar pocos minutos en los últimos encuentros, respondió con creces. 

Participó en la jugada del primer gol al rematar el pase de Camavinga que provocó el rechace que anotó Asensio. En la medular, volvió a dejar muestras de la calidad que tiene en las botas, demostrando que puede ser importante en el tramo final.

Nacho y Lucas, soldados de segunda fila al pie del cañón

Qué decir de Nacho y Lucas. Los dos siempre parten como teóricos suplentes y siempre acaban sumando muchos minutos con un rendimiento notable.

Si el central fue crucial en Sevilla, el extremo reconvertido en lateral cerró de la mejor manera posible el encuentro. Un gol que volvió a plasmar la entrega que realiza la segunda unidad del Real Madrid, peleando hasta el final contra Osasuna y dando el ‘do’ de pecho.