El toque colombiano en el festejo de los 70 años de la reina Isabel II al poder

El toque colombiano en el festejo de los 70 años de la reina Isabel II al poder

Una colombiana estará al frente de la indumentaria que vestirán los más de 250 participantes en el icónico Desfile del Pueblo, un evento conmemorativo del Jubileo de la reina Isabel II que se vivirá el próximo domingo.

(Le podría interesar: Reina Isabel II: ¿cuál es su nivel de estudios?)

El desfile marcará el último día de las celebraciones que tienen lugar durante este fin de semana en el Reino Unido durante cuatro días festivos con motivo de los 70 años de la soberana británica, que se convertirá en la más longeva de la historia.

(Le podría interesar: Isabel II y sus herederos legítimos: esta es la línea de sucesión)

Se trata de Julieta Rubio, una artista y diseñadora colombiana, cofundadora de Mandinga, empresa que por más de 20 años ha vestido a cientos de artistas, bailarines y titiriteros para carnavales, festivales y puestas en escena tanto en el Reino Unido como en el mundo.

Julieta habló con EL TIEMPO sobre lo que significa estar al frente de un evento de dimensiones históricas, no solo para los británicos sino para el mundo. Y, en especial, para su carrera profesional, dado que tras su retiro hace diez años de la labor de grandes diseños no dudó en retomar la aguja y el hilo luego de recibir la sorpresiva llamada del Palacio de Buckingham, hace unos seis meses, en la que la invitaban a vestir a bailarines, acróbatas y titiriteros en el gran desfile de cierre de la celebración de las siete décadas de Isabel II.

“Eso no me lo iba a perder”, se regodea Julieta, con cierta picardía, al reconocer que ha sido muy duro el trabajo para lograr tener a tiempo todos los trajes que se verán en el desfile que recorrerá la famosa explanada conocida como The Mall de St. James Park y que recorre casi un kilómetro desde Trafalgar Square, a través del Arco del Almirantazgo en el este, y en el occidente hasta el Palacio de Buckingham.

“Ser parte del Desfile del Pueblo y de la celebración del Jubileo de la reina es uno de esos privilegios especiales y el mejor corolario de mi carrera”, asegura Julieta, una mujer menuda de 74 años, nacida en una finca cafetera cerca de El Líbano, Tolima, pero criada en la Bogotá del militar Gustavo Rojas Pinilla.

De su infancia, recuerda que su casa bogotana era una de esas que llamaban “casas inglesas” con tres patios y un gran jardín de frente para la entrada de varios carros. Su familia era muy cercana al expresidente Carlos Lleras Restrepo, a quien recuerda como un hombre “chiquito y regordete”.

En esos días, aún niña, le tocó con sus hermanos poner propaganda electoral en sobres que luego repartían para el entonces candidato presidencial.

Esta colombiana vestirá a más de 250 participantes del Desfile del Pueblo, el próximo 5 de junio.

Foto:

María Victoria Cristancho

A su padre lo recuerda como “un hombre de finca”, que se casó con su mamá por un arreglo de tierras. Él le doblaba la edad; al momento de casarse apenas tenía 15 años y todavía jugaba con muñecas. “Creo que ella no fue feliz”, recuerda Julieta con melancolía.

De la unión nacieron siete hijos –cinco mujeres y un hombre– y fueron enviados junto con la madre a vivir a la capital para que estudiaran. “Mi mamá estudió abogacía y se volvió una abogada juiciosa. Todos los hijos hicimos carreras, lo único que faltó fue un médico, un cura y una monja. Como se esperaba”, expresa.

Pero en su caso eso no era una posibilidad, dado que, desde entonces, Julieta siempre quiso ser artista.

Influenciada por su madre, que era una gran dibujante natural, autodidacta, esta colombiana conjugó ese deseo con su añoranza de vivir fuera del país.

“Quería estar lejos de mis padres, quienes tenían una relación muy fuerte. Yo decía: no me quiero casar, quiero irme a conocer otras culturas. Y así fue”.

Luego de estudiar Bellas Artes en Bogotá, le salió una beca para la Alemania Oriental de la posguerra, pero su mamá no la dejó ir con el argumento de que “no quería tener una hija comunista”.

Pero tuvo una segunda oportunidad para irse becada a Francia, y ahí no hubo excusa que valiera.
Julieta se formó en el diseño de vestuarios en Francia, donde conoció a su esposo y socio, Charles Beauchamp, y con quien tuvo dos hijos.

Julieta Rubio.

Foto:

María Victoria Cristancho

Ambos trabajaron frenéticamente, junto con todo un equipo, durante los últimos meses en la preparación de los trajes y disfraces que vestirán bailarines, artistas y grupos provenientes de todo el Reino Unido para el festejo del domingo.

“Es emocionante”, dice Julieta al explicar que el día del Desfile del Pueblo para la reina Isabel II será “un día especial”, en el que participarán 10.000 personas desfilando por la avenida de Buckingham Palace.

En su taller de trabajo, Julieta se pasea entre cientos de trajes buscando sus favoritos y revisando aquellos que necesitan ser reparados.

“Cada uno tiene una historia”, cuenta la artista, quien ha hecho incontables exposiciones individuales regulares en Londres.

En el desfile del domingo, Julieta aspira a que se reflejen las diversas influencias de Europa, América Latina y África, con contribuciones comunitarias.

Incluyó representaciones de la cultura latinoamericana, con la calavera mexicana, simbólica vendedora de maíz del día de los muertos; las cariocas brasileñas, los animales de la selva africana y aves del Amazonas suramericano, entre otros.

Las matriarcas

De todos los grupos que vestirán los trajes diseñados por ella, el preferido de Julieta es el conformado por 14 mujeres adultas mayores llamadas ‘Gangsta Grans’.

Seleccionadas para encabezar el desfile, estas mujeres serán las “matriarcas” o las “reinas del carnaval”, como parte del tercer acto del desfile del Jubileo, que tiene como objetivo contar la historia del reinado de Isabel II, así como los gustos y los amores de la monarca divididos en 12 capítulos.

“La matriarcas –cuenta Julieta– estarán con otro grupo de bailarines maduros de Londres, con lo que se les hace un tributo a las mujeres mayores y a las artistas que en los últimos años se han enfrentado a una gran discriminación por su edad, en particular en torno a la idea de que las personas mayores son vulnerables”.

La diseñadora colombiana agrega que su participación se denomina From Tiny Acorns y demuestra el espíritu y la longevidad del reinado de la soberana británica y la diversa comunidad e identidad que conforman la nación.

“Las Gangsta Grans están aquí para decirnos que no podemos hacer suposiciones sobre las mujeres mayores. Son hermosas, son fuertes y deben celebrarse, por eso son el acto de apertura del Desfile del Pueblo”, recalca Julieta, quien vestirá a las bailarinas con trajes vibrantes con volantes, que rinden homenaje a las escuelas de samba tradicionales, típicas de los espectáculos de danza del Carnaval de Río.

Con edades entre 60 y 70 años, ante todo, esperan que su actuación anime a otras mujeres (y hombres) a unirse a su clase e inspire a que otras escuelas de baile para involucrar a bailarines mayores.

“Yo no bailaré, pero estaré en espíritu con mis trajes”, cuenta orgullosa la artista y diseñadora entre costura y costura.

María Victoria Cristancho
Para EL TIEMPO
Londres
En Twitter @mavicristancho

Más noticias del mundo:

Este es el plan de la UE para rearmarse con urgencia tras invasión rusa
Gobierno de Bukele cumple tres años en medio de la crítica internacional
Estados Unidos felicita a Colombia por la ‘integridad’ de las elecciones