El tweet sobre pensiones que la Casa Blanca borró tras intervención de Twitter

La Casa Blanca borró este miércoles un tuit al que Twitter había añadido contexto que relativizaba el alcance de una información proporcionada por el servicio de comunicación del presidente Joe Biden, a pocos días de cruciales elecciones de mitad de mandato en Estados Unidos.

(Además: Por ponerle una mala nota, dos adolescentes asesinan a su profesora)

«Las personas mayores han obtenido el mayor aumento en sus pensiones en 10 años por el liderazgo del presidente Biden», tuiteó la cuenta oficial de la Casa Blanca.

(Siga leyendo: La lista de trabajos más buscados y con mejor salario en Miami, Estados Unidos)

Pero la red social agregó una mención al mensaje, especificando que las pensiones están indexadas con la tasa de inflación, según una ley de 1972 ratificada por Richard Nixon (un presidente republicano).

Según los últimos datos publicados hace dos semanas por la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, por sus siglas en inglés), la tasa de inflación interanual bajó por tercera vez consecutiva en septiembre y se situó en el 8,2 %, aunque los precios de consumo subieron cuatro décimas mensualmente.

(Puede leer: Sobrevivió 60 años con agujero en el estómago y se volvió un experimento médico)

En su rueda de prensa diaria, la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, reconoció que el mensaje estaba incompleto.

«El tuit no estaba completo. Por lo general, cuando publicamos un tuit, lo publicamos con contexto, y este no tenía ese contexto», destacó.

(Vea también: Agentes disparan balas de goma contra migrantes en frontera México-EE.UU.: video)

Karine Jean-Pierre.

Foto:

Brendan Smialowski / AFP

La Administración del Seguro Social de EE. UU. anunció en octubre que el ajuste a las prestaciones por el costo de vida será del 8,7 % en 2023, el mayor aumento desde 1981.

Twitter añade notas de «contexto» a algunos mensajes que reciben mucha visibilidad en la red social y a los que les puede faltar información para ser entendidos con exactitud, según explica la compañía en su blog.

(Además: Italiano desde su ventana disparó flecha a un peruano en una riña y lo mató)

Las notas de contexto de Twitter están escritas por colaboradores independientes del programa Birdwatch, una iniciativa de la red social del pájaro azul para combatir la desinformación, y están respaldadas por publicaciones relevantes si suficientes personas diferentes las encuentran «útiles».

«Esto significa que el algoritmo tiene en cuenta no solo cuántos colaboradores calificaron una nota como ‘Útil’ o ‘No útil’, sino también si las personas que la calificaron representan perspectivas diferentes», explicó Twitter en un comunicado del 6 de octubre, cuando la empresa californiana lanzó este programa en Estados Unidos.

(Lea también: Máxima tensión: las dos coreas se disparan entre sí por primera vez desde 1953)

«El sistema de notas de la comunidad es genial», reaccionó este miércoles Elon Musk, el nuevo dueño de la red social, en respuesta a un usuario que compartió una captura de pantalla del tuit borrado junto a la nota de contexto.

«Nuestro objetivo es hacer de Twitter la fuente de información más precisa del mundo, sin importar la afiliación política», agregó el multimillonario estadounidense de origen sudafricano.

The system is working 🤣

— Elon Musk (@elonmusk)

November 2, 2022

Musk, el hombre más rico del mundo y jefe además de las empresas Tesla y SpaceX, compró la influyente plataforma Twitter el pasado jueves, tras seis meses de idas y venidas y tensiones con muchos usuarios, directivos de la red social (ahora despedidos) y oenegés.

Musk defiende una moderación de contenidos menos estricta que la actual, según dice, para promover más libertad de expresión.

(Además: La oferta de Petro a Maduro: los 11 puntos acordados en cumbre de Caracas)

La derecha estadounidense, que se considera censurada en las principales redes sociales, aprueba esta visión. Pero sus detractores creen que los límites establecidos por la normativa, que prohíben en particular el acoso, la incitación al odio y la desinformación, no impiden que se generen debates útiles.

REDACCIÓN INTERNACIONAL*Con información de AFP y EFE