El Valencia saca a la luz las primeras imágenes del Nuevo Mestalla

El Valencia saca a la luz las primeras imágenes del Nuevo Mestalla

El Valencia CF presentó ayer por registro de entrada la contestación al requerimiento del pleno del Consell, notificado el 16 de diciembre del 2021, con toda la documentación justificativa de la Actuación Territorial Estratégica (ATE) para el Nuevo Mestalla. El club detalla «una propuesta garantizada financieramente» para finalizar el estadio y otras previsiones incorporadas a la ATE dentro de los 90 días hábiles a partir del día siguiente de la notificación, que se cumplirán a mediados del mes de abril, asegura la entidad en un comunicado.

Desde el club recalcan que, tal y como expresó el presidente, Anil Murthy, en la Junta General Ordinaria de Accionistas, tiene «todos los ingredientes» para reiniciar las obras el próximo mes de octubre y una «predisposición total para hacer realidad de forma conjunta este proyecto tan relevante para el Valencia CF».

«La construcción del nuevo estadio es una gran oportunidad de crecimiento del Valencia, que a lo largo de los últimos meses ha presentado a la Generalitat y Ayuntamiento un concepto que mantendrá los rasgos característicos del actual Camp de Mestalla, destinado a tener una mayor utilidad en los días sin partido y con una clara apuesta por la tecnología y la innovación».

El proyecto del nuevo estadio se inspira «en la ciudad y en la cultura mediterránea y se fundamenta en tres pilares estratégicos: experiencia memorable adaptada a nuestro estilo de vida, conectividad e innovación, y hospitalidad y MICE (reuniones, incentivos, conferencias y eventos, por sus siglas en inglés), que estarán segmentados con atractivos para todos los públicos».

El Valencia subraya el trabajo para llevar a cabo «un proyecto único, en cuyo segundo anillo se implementarán zonas de ocio, restauración y hospitalities, dando lugar a un espacio de referencia».

100% sostenible

Además, inciden, se está trabajando para que el proyecto pueda convertirse en «referente en el mundo con la realización de la cubierta completamente solar a través de un partner tecnológico, lo que permitirá que sea 100% sostenible». Con ello, se aprovecharán los más de 300 días de sol que tiene Valencia al año para ser un centro de producción de energía verde en la ciudad, pudiendo abastecer no solo al estadio, sino también al vecindario a través de una comunidad energética local, apuntan.

El estadio contará de partida con un aforo equiparable al del actual Camp de Mestalla, con posibilidad de ampliación hasta 70.000 localidades, ya que cuenta con una estructura y un proyecto que permitirán hacerlo de forma flexible y rápida.

Impacto económico

Asimismo, el Valencia enfatiza que la construcción de este estadio, en el que ya se han invertido 172 millones de euros, alcanzará los 287 millones de euros en la apertura y superará los 350 millones de euros una vez concluido. Desde el momento en el que se retome la construcción, «generará un impacto económico directo en la ciudad de Valencia, con un presupuesto de construcción de la parcela del nuevo estadio de más de 200 millones de euros en tres años».

Además, a continuación, se desarrollará la parcela del actual Camp de Mestalla, que supondrá de nuevo un coste de construcción de otros 200 millones de euros. En global, el proyecto, cuya duración se estima entre 20 y 22 meses desde su inicio, generará diez años de actividad en la ciudad de Valencia.