El Villarreal ha decidido que no dará a conocer públicamente los casos de COVID-19 que se registren en su plantilla y que no abrirá los entrenamientos a los medios ni publicará imágenes de las sesiones de trabajo del primer equipo hasta nuevo aviso.

El club considera que hacer pública esa información corresponde a LaLiga y a las autoridades sanitarias, aunque había anunciado el martes, tras el regreso trabajo de sus jugadores, que lo hicieron de forma individual, que esperaría a esta segunda sesión, fijada para este miércoles, para dar alguna información sobre las pruebas a las que se había sometido el equipo.

Esta opción ha sido ahora descartada, por lo que no se va a conocer el número y el nombre de los jugadores que puedan haber dado positivo en estas pruebas, en el caso de que los haya.

El equipo jugará el lunes 3 de enero en La Cerámica ante el Levante, por lo que habrá que esperar a ese momento para comprobar qué jugadores están disponibles. Previamente, el domingo 2, tendrá lugar una rueda de prensa telemática del entrenador, Unai Emery.