En las últimas 24 horas más de 20 países recomiendan a sus ciudadanos abandonar Ucrania

En las últimas 24 horas más de 20 países recomiendan a sus ciudadanos abandonar Ucrania

Desde la Cancillería rusa señalaron que se está llevando a cabo «un ataque mediático coordinado» contra Moscú para «socavar y desacreditar las justas exigencias de Rusia en materia de garantías de seguridad».

Más de 20 países recomendaron a sus ciudadanos abandonar Ucrania tras las declaraciones del presidente estadounidense, Joe Biden, este viernes, que señalaron el próximo 16 de febrero como el día de la «invasión» rusa de Ucrania, y tras las recomendaciones del asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., Jake Sullivan, de que todos sus compatriotas salgan del territorio ucraniano «inmediatamente».

Los estados que emitieron advertencias son: Países Bajos, Japón, Corea del Sur, Israel, Montenegro, Noruega, Lituania, Reino Unido, Estonia, Canadá, Nueva Zelanda, Australia, Finlandia, Bélgica, Alemania, Kuwait, Dinamarca, Irak, Italia, España, Letonia, Arabia Saudita, Jordania, Emiratos Árabes Unidos y Suiza.

Las afirmaciones sobre una posible invasión rusa de Ucrania se han venido intensificando en Occidente desde el pasado mes de noviembre, cuando varios medios airearon supuestos planes para llevar a cabo dicha operación. Por su parte, Moscú rechaza estas acusaciones y destaca que la Alianza Atlántica está militarizando a Ucrania.

En esta línea, la Cancillería rusa señaló este viernes que se está llevando a cabo «un ataque mediático coordinado» contra Moscú para «socavar y desacreditar las justas exigencias de Rusia en materia de garantías de seguridad, así como para justificar las aspiraciones geopolíticas occidentales y el desarrollo militar del territorio ucraniano». El Ministerio subrayó que se puede «hablar de una conspiración de las autoridades occidentales y de los medios de comunicación para crear una tensión artificial en torno a Ucrania a través de la siembra masiva y coordinada de información falsa por intereses geopolíticos, en particular para desviar la atención de sus propias acciones agresivas».