Enjaulados: las duras medidas en Shanghái para mantener el confinamiento

Enjaulados: las duras medidas en Shanghái para mantener el confinamiento

Shanghái está erigiendo barreras de metal casi un mes después de un cierre en toda la ciudad, un reflejo de cómo se intensifica su crisis de covid a pesar de las estrictas restricciones que han mantenido a millones de personas encerradas en sus hogares durante semanas.

Las cercas verdes de material metálico se están instalando en la ciudad más poblada de Chinadespués de que las autoridades declararan medidas más duras para lograr el “covid cero dinámico”.

Los residentes de Shanghái quedaron consternados al encontrar las barreras sellando las salidas de sus edificios, ya que los camiones depositaron montones de cercas durante el fin de semana, según fotos y publicaciones compartidas en la plataforma china de redes sociales Weibo.

(Lea también: Shanghái: ¿realmente ha funcionado la política ‘cero covid’ en China?).

Una foto de trabajadores sellando tiendas minoristas instalando cercas, publicada en Weibo.

Foto:

Weibo

Muchos se quejaron de que las medidas eran inhumanas y planteaban graves riesgos de incendio al bloquear las rutas de escape. Las imágenes en las redes sociales también mostraron que las cercas sellaron secciones de la normalmente transitada Yongkang Road, conocida por sus bares y restaurantes.

Las autoridades de la ciudad comenzaron el viernes un plan de «nueve acciones», que incluía reducir la mezcla social tanto como fuera posible al garantizar que los residentes no abandonen sus hogares o recintos si ha habido casos positivos. China reportó 20.194 infecciones el domingo, la mayoría de ellas en Shanghái.

Las barreras de metal representan una escalada de restricciones que comenzó el 28 de marzo, cuando los funcionarios esperaban que un bloqueo doble controlaría rápidamente el brote. En cambio, las estrictas medidas de mitigación se han prolongado, lo que dificulta que los residentes tengan acceso a alimentos frescos y atención médica esencial, incluso cuando el número de casos sigue siendo elevado.

(Le puede interesar: Corea del Norte anuncia desarrollo acelerado de armas nucleares).

Un hombre detrás de la cerca instalada recientemente para evitar que las personas encerradas puedan salir de la cuarentena en Shanghai, China.

Foto:

EFE

Muchos observadores de China y residentes de las ciudades más grandes del país nunca creyeron que las medidas draconianas utilizadas en otros lugares para contener el covid se implementarían en lugares como Shanghái o Beijing, que ahora enfrentan su propio brote. Las políticas cada vez más severas comienzan a pesar sobre la población y plantean interrogantes sobre sus costos y beneficios.

Zhong Hongjun, profesor de la Universidad de Finanzas y Economía de Shanghái, solía ser un partidario moderado de la estrategia ‘Covid Zero’. Cambió de opinión y ahora se opone a lo que llama medidas inhumanas, dijo en el sitio de redes sociales Weibo.

“Siempre pensé que Shanghái nunca caería tan bajo”, escribió Zhong el viernes. “Fui demasiado ingenuo y estúpido”.

(Le puede interesar: Putin y Guterres discrepan radicalmente respecto a la guerra en Ucrania).

BLOOMBERG