Esto narró una de las maestras que resguardó salón de clase durante tiroteo

Esto narró una de las maestras que resguardó salón de clase durante tiroteo

Una de las profesoras de la escuela de Uvalde en Texas describió los «35 minutos más largos de su vida» cuando Salvador Ramos, de 18 años, abrió fuego el martes en el recinto matando a 19 niños y dos de sus compañeras educadoras, en el tiroteo más mortífero en una escuela de Estados Unidos en años.

(Le podría interesar: Salvador Ramos: los nuevos detalles sobre el autor del tiroteo en Texas)

La docente accedió a dar su testimonio de manera anónima para narrar los momentos de terror que vivió mientras sucedía la masacre, pese a que las autoridades le pidieron al personal no hablar con medios de comunicación, según un artículo del medio Noticias Telemundo que relata sus declaraciones. 

(Le podría interesar: Matanza en Texas: así fue el tiroteo en Uvalde que dejó 21 muertos)

El martes en la mañana, sus alumnos estaban viendo una película de Disney como parte de su celebración de fin del año académico. 

De repente, escuchó disparos en el pasillo de la escuela, le gritó a sus niños que se metieran debajo de los escritorios y atrancó la puerta de su salón de clases.

Los infantes siguieron sus instrucciones y se quedaron en silencio.

«Han estado practicando para este día durante años». «Sabían que esto no era un simulacro. Sabíamos que teníamos que estar callados o de lo contrario nos íbamos a delatar», explicó la maestra según el citado medio.

Algunas escuelas de Estados Unidos cuentan con ejercicios de atacante activo o simulacros de tiroteo como un elemento más en la educación pública del país, como las ciencias o la matemática.

El joven Salvador Ramos de 18 años perpetró una de las masacres más mortíferas de este tipo en 20 años.

Foto:

Foto AFP / Redes sociales. Allison Dinner AFP.

La educadora dijo que mientras los niños estaban debajo de sus pupitres, escuchaban el llanto de sus compañeros de clase heridos al otro extremo del pasillo, y se sentó en medio del salón para procurar la calma de los niños que empezaron a llorar. Ella los abrazó y les pidió que oraran, según Noticias Telemundo.

Esos fueron “los 35 minutos más largos de mi vida”, dijo.

Después, la policía rompió las ventanas del salón de clase, y la profesora le pidió a los niños que hicieran una fila, como lo hacen todos los días para el almuerzo y el descanso.

Los ayudó a salir, uno por uno.

«Después del último niño, me di la vuelta para asegurarme de que todos estuvieran afuera», dijo la educadora.

REDACCIÓN INTERNACIONAL

Más noticias del mundo:

Nuevas pruebas contra Boris Johnson y su participación en el ‘Partygate’
Virus de la viruela del mono en España es el de menor virulencia: estudio
Putin ordena aumentar un 10 % el salario mínimo y las pensiones en Rusia