Fernando Alonso, motor nuevo y librada milagrosa en un viernes en Arabia marcado por los atentados

Cuando Fernando Alonso se bajó del Alpine A522 en la primera carrera del año, detectó que algo no iba bien del todo. 

Más allá de los problemas de degradación que tuvo con los tres tipos de neumáticos Pirelli que montó, lo cierto es que su compañero Esteban Ocon con el mismo coche y una penalización fue netamente más competitivo. Eso hacía pensar que había un problema mayor.

Tras días de estudio, a unas horas de que arrancara la acción en el GP de Arabia Saudí confirmaron las sospechas: la unidad de potencia del coche de Alonso no estaba bien montada. Un problema en el sellado del motor térmico, el ICE, hizo que se produjera un fallo en su rendimiento, por lo que decidieron montar uno nuevo para este fin de semana y mandar a Viry-Chatillon, la factoría de los motores Renault, la defectuosa para estudiarla. Por suerte para Alpine, solo se produjo en el coche de Alonso.

Alonso montó la nueva unidad en los primeros libres en el circuito de Jeddah y se vio que, al menos, podía mantener a un régimen más alto de vueltas sin que notara pérdida de potencia o problemas de fiabilidad. Completó en la primera tanda un total de 23 vueltas y marcó el 10º tiempo, por detrás de un Lewis Hamilton que sigue sin encontrarse cómodo en un W13 con serios problemas de ‘porpoising’.

Los que no fallan son los de arriba. Max Verstappen y Charles Leclerc tuvieron una bonita batalla sobre el crono en la tanda matutina, con victoria para el monegasco en el último instante. En una pista en condiciones ligeramente diferentes a lo que se verá en la clasificación y la carrera, todo apunta a que los ‘cocos’ serán el vigente campeón del mundo y el líder de la general.

No fueron unos tiempos demasiado significativos los de esa primera tanda de libres, dado que el tercer puesto de Valtteri Bottas con el Alfa Romeo (si bien confirma que los motorizados por Ferrari van bien), no parece que vaya a ser el puesto real para el resto de días de competición.