Ferrari, señalada como la favorita para 2022 en el momento justo para Carlos Sainz: ¿’El Plan’ cambia de protagonista?

Ferrari, señalada como la favorita para 2022 en el momento justo para Carlos Sainz: ¿’El Plan’ cambia de protagonista?

Los más jóvenes o los recién llegados no lo recordarán, pero hubo un tiempo en el que la Fórmula 1 era el jardín de Ferrari. Eran los años de Michael Schumacher en pista, Jean Todt en el muro y Ross Brawn en la mesa de diseño, un triunvirato que acabó muriendo de éxito.

Poco a poco la llegada de sangre nueva, como Fernando Alonso o Lewis Hamilton, fueron apartando a la Scuderia de la primera línea de batalla con la excepción de 2007 cuando Kimi Raikkonen les levantó a los dos citados el título de pilotos en una campaña histórica. Desde entonces, ni el propio Alonso ni Vettel han sabido o podido llevar un trofeo de campeón a Maranello.

La revolución que emprendieron en 2021 con la apuesta férrea en Charles Leclerc se encontró con una sorpresa en el fichaje de Carlos Sainz. La adaptación del madrileño fue a tal velocidad que pasó de ser un complemento perfecto a ser el líder de facto del equipo. Pero aún les faltaba coche.

Aunque acabaron 2021 con cinco podios y la línea ascendente estaba ahí, estaban muy lejos de pelear. Por eso, mediada la temporada, centraron todos sus esfuerzos en 2022. El gran cambio normativo les daba una oportunidad de oro para volver a ser referentes y, con todas las precauciones requeridas por las fechas en las que se firma esta frase, se puede decir que lo han conseguido: el F1-75 es un monoplaza que ha dado un importante salto.


David Sánchez de Castro

Las miradas al coche rojo

Desde el mismo día de su presentación, el Ferrari F1-75 llamó la atención. Su arriesgado diseño, incluso en las primeras versiones del monoplaza, ya hizo levantar muchas cejas. Quedaba por ver si en pista estaba a la altura, y en los test de Montmeló se confirmó: ahí hay coche.

«Ferrari quizá no desarrolló su coche de 2021 y se centró en el coche de este año. Eso significa que pueden llevar varios meses de ventaja con respecto al resto de equipos, pero habrá que esperar para verlo en carrera», admitía Hamilton. En la misma línea se mostraba Alonso, que conoce perfectamente la Scuderia. «Ferrari parece ser el coche más rápido, lo que seguramente es una sorpresa. Para Carlos es una gran noticia y para España en general», analizaba escuetamente el asturiano.

Asumiendo que, efectivamente, ese coche va rápido, queda por dirimir quién llevará sus riendas. Porque si algo ha enseñado la Fórmula 1 es que normalmente hay un piloto líder y un escudero, de mayor o menor peso específico en el equipo pero que trabaja para que el número 1 se lleve la gloria. Leclerc es la apuesta a largo plazo de la Scuderia, pero el arreón de Sainz nada más empezar su trayecto con Ferrari no le deja muy atrás: todo lo contrario, el español debería ser el referente del equipo.

Él se quita la losa de ser el favorito. «En sus números se apunta a que Ferrari está por delante según ellos, pero en los nuestros todavía apuntan a que no. Yo de lo que me fío es de lo que tenemos nosotros«, señalaba Sainz en un encuentro con prensa española. Las sensaciones son más que positivas sobre el coche, pero no se pueden alzar las campanas al vuelo.

En caso de que, finalmente, esas previsiones que les colocan al frente se cumplan, será el gran reto de Carlos Sainz. Cuando ‘El Plan’ parecía que era para Fernando Alonso, quizá sea su sucesor el que realmente esté en posición de llevar a la gloria a Ferrari. Tendría un sabor de dulce venganza para la afición española, que penó durante el lustro del asturiano en Maranello los sinsabores de rozar el tricampeonato y quedarse a las puertas.

Los 10 monoplazas de la temporada 2022 de Fórmula 1