Fisker presenta Ocean SUV, su primer coche eléctrico, que tiene una pantalla táctil rotatoria y un panel solar en el techo (FOTOS)

Fisker presenta Ocean SUV, su primer coche eléctrico, que tiene una pantalla táctil rotatoria y un panel solar en el techo (FOTOS)

El anuncio se da un año después de que la ‘start-up’ de vehículos eléctricos estuviera a punto de quedarse sin fondos.

La ‘start-up’ de automóviles eléctricos Fisker Inc. reveló este miércoles, durante el Salón del Automóvil de Los Ángeles 2021, la versión de producción de su primer vehículo eléctrico. Se trata del vehículo utilitario deportivo (SUV, por sus siglas en inglés) Ocean.

El Fisker Ocean mostrado en Los Ángeles es un diseño con intención de producción, cuya fabricación comenzará el 17 de noviembre de 2022 en la planta de carbono neutral del proveedor automotriz Magna en Austria, una instalación asociada a Fisker.

La función que la prensa destacó, según el reporte de Fisker, fue la incorporación de una pantalla táctil de 17,1 pulgadas que gira de orientación vertical a horizontal.

«Cuando hablas o escribes por teléfono lo sostienes así, y cuando tomas una foto o quieres ver una película, le das la vuelta al teléfono», comentó el fundador y director ejecutivo de Fisker Inc., Henrik Fisker, mientras simulaba tener un teléfono en las manos durante una transmisión en vivo de la presentación. «En nuestro vehículo tenemos una pantalla; con solo presionar un botón, cambia del modo vertical al modo horizontal. Simplemente gira. Esa es una característica realmente genial», dijo citado por The Verge.

El medio notó que esta característica, sobre cuya utilidad la compañía no precisó más detalles, solo se encuentra disponible en la versión ‘premium’ del SUV.

Otra característica a destacar es la presencia de un panel solar en el techo del automóvil que podrá capturar, según la empresa, suficiente energía solar para impulsar hasta 2.414 kilómetros de conducción por año.

En cuanto a las baterías eléctricas, en el modelo Sport son de fosfato de hierro y están conectadas a un motor de 275 caballos de potencia en su punto máximo, mientras que las baterías de óxido de litio-manganeso-cobalto del Ultra y el Extreme están conectadas a un doble motor que alcanza los 540 y 550 caballos, respectivamente. «Creo que este es el sistema de propulsión más avanzado del mundo en este momento», aseguró Fisker.

Además, con las baterías se podrá enviar energía a la red eléctrica y utilizar los vehículos como fuente de respaldo de energía de emergencia para los hogares.

Se prevé que el SUV se presente en tres versiones con diferentes características: el modelo básico Ocean Sport, que costará 37.499 dólares, el intermedio Ocean Ultra, con un valor de 49.999 dólares, y la gama ‘premium’ Ocean Extreme y Ocean One, que se ofrecerá a 68.999 dólares. También existirá la opción de arrendarlos a 379 dólares por mes, con un límite anual de 48.280 kilómetros. Las tres versiones dispondrán de un sistema avanzado de asistencia al conductor que la compañía está desarrollando actualmente.

La versión final del Ocean revelada el miércoles es la que fabricará a finales del próximo año el proveedor automotriz austriaco Magna, debido a que Fisker ha relegado la producción a terceros en lugar de poseer y operar su propia planta de montaje.

Este enfoque, de acuerdo con The Verge, junto a la entrada en el mercado de valores, ayudó a Fisker Inc. a estabilizar su situación económica luego de que estuviera al borde de quedarse sin fondos a principios de 2020.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!