28 septiembre 2020

FLORIDA EN FASE 3

El gobernador de la Florida dio la orden de abrir el estado de la Florida para iniciar la fase 3 de la pandemia del COVID-19, significando esto que los bares y restaurantes pueden resumir sus funciones a full capacidad. Ya el sábado en la noche todo winnwood lucia como en sus mejores días, El pueblo se lanzo a las calles a celebrar y a reanudar sus actividades de diversión.

El gobernador de la Florida dio la orden de abrir el estado de la Florida para iniciar la fase 3 de la pandemia del COVID-19, significando esto que los bares y restaurantes pueden resumir sus funciones a full capacidad. Ya el sábado en la noche todo winnwood lucia como en sus mejores días, El pueblo se lanzo a las calles a celebrar y a reanudar sus actividades de diversión.

El gobernador Ron DeSantis anunció que el estado está listo para la “Fase 3” de la reapertura, tras los cierres impuestos por la crisis ocasionada por la pandemia de coronavirus.

Durante una conferencia de prensa en la mañana del viernes, el gobernador de Florida indicó que el estado estará permitiendo que los restaurantes operen a un mínimo del 50% aun cuando el gobierno local exija lo contrario.

La fase 3 significa que los restaurantes locales pueden abrir a un mínimo del 50% de su capacidad y se les permite operar a plena capacidad. Los gobiernos locales deben justificar cualquier ordenanza que restrinja a los restaurantes a operar a menos del 50%, dijo DeSantis.

El Sur de Florida es una excepción en la orden ejecutiva anunciada por el gobernador y las medidas que contiene aún no aplicarán para esta porción del estado.

“Si un local restringe entre el 50 y el 100 [por ciento], debe proporcionar la justificación y debe identificar cuáles son los costos de hacerlo”, dijo DeSantis en una conferencia de prensa en San Petersburgo donde anunció las reaperturas de la Fase 3. .

DeSantis dijo que a pesar del nuevo orden, es probable que el sur de Florida aún tenga restricciones.

“Puede haber algunas restricciones locales en algunas partes del sur de Florida sobre hacer algo, como un salón de banquetes o algo así. Una vez más, lo que dirá la orden, tienen derecho a operar”, dijo DeSantis. “Puede insistir en ciertas regulaciones y, obviamente, creo que probablemente verá un enfoque diferente en el sur de Florida que en el Panhandle en algo de eso y creo que eso está bien”. Desde que el número de casos en el estado alcanzó su punto máximo en julio, el número de nuevas infecciones ha disminuido constantemente.

El brote provocó que el gobernador cerrara bares y clubes nocturnos y restringió los restaurantes a las comidas para llevar durante meses. Los parques de atracciones se paralizaron. Los cierres golpearon la economía, dejando a cientos de miles de floridanos desempleados.

Hasta la próxima amigos!