Formé abre un centro de pruebas de Coronavirus en white plains para atender las necesidades básicas de la comunidad.

Muchas personas presentaban síntomas de Coronavirus, necesitaban pruebas y no sabían a quién acudir.

 

 

Habiendo optimizado los recursos más allá de su capacidad, las socias del Centro Médico y de Atención de Urgencias Formé, Gina Cappelli y María Trusa, comprendieron que tenían que actuar rápidamente y se dieron cuenta de que las pruebas, tanto de diagnóstico como de anticuerpos, eran la única manera efectiva de medir, rastrear y contener la pandemia.

Las personas con síntomas de Covid-19 y su círculo de contacto requerían pruebas inmediatas, especialmente la comunidad inmigrante quienes conforman un grupo poblacional vulnerable y realizan trabajos de servicio «esencial», lo que los convierte en focos de propagación del virus de manera inadvertida.

 

Los sitios de prueba en Westchester se materializaron de la noche a la mañana, ya que el condado se convirtió en un punto crítico para el virus a nivel nacional, pero algunos grupos poblacionales fueron pasados por alto a la hora de enfocar las pruebas. Para empezar, habían barreras del idioma e identificación, además del hecho de que los centros de testeo eran «drive-through» y no todo el mundo conduce o tiene acceso a un automóvil.

Al identificar esta brecha en el cuidado de la comunidad, los ejecutivos de Formé tomaron medidas para convertir una sección de su oficina, un antiguo «spa» utilizado para procedimientos cosméticos electivos, en un centro de pruebas bilingüe y de acceso peatonal en el 7-11 de South Broadway, en White Plains.

 

Sin la existencia de un plan nacional en relación a las pruebas, las municipalidades consiguieron recursos y los laboratorios privados del Estado de Nueva York se dedicaron a procesar las muestras. 

Si bien es esencial cumplir con las recomendaciones e instrucciones de los gobiernos locales y estatales, las organizaciones de salud han tenido que hacer un esfuerzo adicional en este tema. Forme aceleró el proceso de aprobación y abrió sus puertas en pocos días, ganándose la confianza de los pacientes, la credibilidad de la comunidad y creando relaciones comerciales sólidas con la Cámara de Comercio Hispana, el Consejo Empresarial de Westchester y la Asociación del Condado de Westchester entre otros, incluido el Consejo Consultivo Hispano del Condado de Westchester del cual la Trusa es miembro.

«Las pruebas son una necesidad urgente», señaló la Presidenta/Fundadora Gina Cappelli, «Reaccionamos rápido y esto ayudó a que la gente supiera que somos honestos». Nuestro esquema de «Membresía Médica», con una tarifa fija de 2 ó 3 dólares diarios por visitas ilimitadas, refleja nuestro compromiso con la atención primaria y urgente, asequible, de calidad, profesional y enfocada al cuidado de la comunidad.

 

El Centro Médico Formé recibe aproximadamente 20.000 visitas al año de las cuales casi la mitad no cuentan con seguro médico; ahora con solo programar una cita, todos las personas desde residentes del cercano Ritz-Carlton hasta los inmigrantes de clase trabajadora, pueden ser examinados sin importar su estatus migratorio o condición socioeconómica.

Cappelli y Trusa son además cofundadoras  de Promise to Aid, una organización sin fines de lucro que ayuda a quienes no pueden pagar la medicina preventiva, medicamentos o cirugías.

 

«Tratamos a todos con profesionalismo y dignidad, cualidades muy importantes  especialmente ahora», señala la directora general María Trusa, quien es a su vez migrante de República Dominicana. «Esta pandemia ha traído incertidumbre, estrés y miedo a nuestra comunidad por lo que el proceso de análisis es fácil, organizado y seguro, lo que ayudará a reducir la ansiedad de la gente», añadió.

 

Formé ha implementado protocolos de atención de crisis para mantener seguros a los pacientes y al personal del centro médico, tales como telemedicina, mejoras en los canales de comunicación incluyendo chats en tiempo real, la demarcación de flujos peatonales seguros para personas que se realizarán pruebas del virus y la pre-consulta telefónica. Adicionalmente, Formé lleva la atención un paso más allá, asegurándose de que cada paciente que se somete a pruebas hable con un profesional de la salud, puesto que la educación es clave y se debe seguir prestando atención a otros temas aunque no estén relacionados con la propagación del virus.

Las pruebas se realizan con cita previa de L-V, 9AM-5PM en las oficinas de Formé ubicadas en 7-11 South Broadway en White Plains. Diariamente se realizan cerca de 170 pruebas de diagnóstico del virus o anticuerpos, por lo que los resultados procesados por Quest Diagnostics tardan entre 2 y 3 días. Se aceptan la mayoría de los seguros y quienes no están asegurados, tienen un copago de sólo 25 dólares. Llame al 914-723-4900 o visite http://www.formemedicalcenter.com/ para agendar una cita.

 

«El hecho de conocer nuestro cuerpo, nuestros signos vitales y el estado de la infección y/o los anticuerpos puede ser determinante.», añade Trusa. «La gente sabe que estamos aquí para ayudarlos. We ‘walk the walk,’ even when we swab the nose.