Frenkie de Jong salva los muebles y el Barça se impone pese a su pobre partido

Frenkie de Jong salva los muebles y el Barça se impone pese a su pobre partido

Tres puntos de oro los que el Barça saca de Mendizorroza después de un partido soporífero y pobre de los de Xavi ante un Alavés que resistió hasta el 87 cuando Frenkie de Jong rompió el cerrojo babazorro. Los locales, sin embargo, tampoco supieron proponer lo suficiente para inquietar la portería de Ter Stegen y pagaron su poca efectividad de cara a puerta.

Los de Xavi comenzaron dominando el balón y con acercamientos peligrosos en los primeros compases aunque sin inquietar demasiado la meta de Pacheco, aunque les faltaba algo de explosividad a los azulgranas, hoy con la equipación de la senyera, pagando el cansancio del partido entre semana contra el Athletic con prórroga incluida.

Sin embargo, ese dominio y esas buenas sensaciones transmitidas en el arranque quedaron solo en una ilusión ya que el partido bajó considerablemente de revoluciones tras el tanteo inicial. Si tuvo una ocasión para romper el 0-0 Luuk de Jong con una volea que se marchó desviada. Esta, y un autogol que estuvo a punto de hacer Lejeune, fueron las dos ocasiones más claras de los azulgranas en una primera mitad soporífera.

Solo los errores azulgranas que daban pie a contraataques o jugadas a balón parado de los de Mendilibar ponían algo de picante al duelo. Muy previsible el juego del Barcelona, con solo Pedri y Abde probando cosas distintas, ante un Alavés muy bien plantado y con las ideas muy claras de cómo plantear y llevar a cabo su encuentro, pero que tampoco podía inquietar a su rival. Solo en una contra antes del descuento que Pere Pons mandó a las manos de Ter Stegen.

Tras la reanudación el panorama no fue mucho mejor para los aficionados. Los barcelonistas seguían dominando el balón pero sin peligro real, más allá de jugadas aisladas conducidas por Abde, y con amenazas de incluso algo más de peligro del cuadro blanquiazul.

Solo con centros parecía poder poner peligro el Barça y así llegó una de las mejores ocasiones de la segunda mitad. Sacó Pedri una falta con un golpeo plano que remató como pudo Luuk de Jong pero mandando el balón justo a donde estaba Pacheco y luego Piqué tampoco pudo golpear para romper las tablas del marcador. El neerlandés había tenido antes un mano a mano que no llegó a finalizar pero que tampoco sirvió por estar en fuera de juego.

Pidió penalti el Alavés a veinte minutos del final por un choque de Tomás Pina con Nico, que entró en la segunda parte, pero el colegiado vio todo desde muy cerca y no lo consideró punible. Esa sensación de peligro solo le dio alas a los de Mendilibar, que se vinieron arriba en la recta final del encuentro, teniendo una ocasión muy clara con un cabezazo de Joselu que de manera incomprensible mandó fuera.

El partido estuvo disputado hasta los minutos finales y el Barça, que había sido el que más peligro generó, terminó recibiendo su premio. Gran jugada entre Pedri, que abrió para un Ferran Torres solo en la derecha que cedió para que Frenkie batiese a placer a Pacheco para lograr tres puntos que valen oro para los azulgranas.