Hacienda dará dos opciones en el impuesto de plusvalía y el contribuyente podrá elegir la más favorable

Hacienda dará dos opciones en el impuesto de plusvalía y el contribuyente podrá elegir la más favorable

Fiscalidad El impuesto de plusvalía exprés entrará en vigor el miércoles tras dos semanas de vacío legal

El Ministerio de Hacienda dará dos opciones en el nuevo impuesto sobre la plusvalía municipal y el contribuyente podrá elegir la que le resulte más favorable, dejando además a los ayuntamientos que ajusten a la baja en hasta un 15% el valor catastral del suelo.

Se mantendrá la opción de calcularlo usando el valor catastral del suelo en el momento del traspaso aunque con nuevos coeficientes fijados por el ministerio, y se ofrecerá como novedad calcularlo sobre la diferencia entre el valor de compra y el valor de venta. El contribuyente podrá elegir aquella opción que le resulte más favorable.

Como adelantó ayer este periódico, Hacienda aprobará el próximo lunes, en el Consejo de Ministros adelantado a ese día, el nuevo Impuesto sobre el Incremento de Valor de Terrenos de Naturaleza Urbana. Esto es, el impuesto de plusvalía. Al día siguiente, el martes, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicará el texto, y el miércoles la nueva figura estará ya totalmente en vigor. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, lo ha confirmado hoy en su intervención en el XIV Congreso Regional del PSOE-A, que se celebra en Torremolinos (Málaga): «el lunes arreglo lo de la plusvalía, hombre, claro, lo llevo al Consejo de Ministros, dicho y hecho».

Éste es el escenario en el que trabaja el Ministerio que dirige María Jesús Montero, el que da prácticamente por cerrado y que deja dos lecturas adicionales importantes: que el Gobierno ha actuado de manera exprés en apenas 15 días, y que la intención de Hacienda es que la figura no tenga retroactividad, lo que querrá decir que las operaciones que se hayan cerrado en ese periodo de vacío legal no estarán gravadas por el impuesto.

Con respecto a la rapidez, Hacienda ha reaccionado así a las peticiones y presiones que ha recibido de los ayuntamientos, que son los que se benefician de este impuesto. La sentencia del Tribunal Constitucional, que el pasado 26 de octubre anuló el impuesto de plusvalía, amenazaba con dejar a los ayuntamientos sin 2.300 millones de euros al año, según los últimos datos disponibles referentes a 2018. Y esa cifra llegó a ser incluso de 2.500 millones, pero una decisión también del TC anulando algunos artículos de la Ley de Haciendas Locales ya en 2017 redujo la recaudación. Pero, en cualquier caso, el agujero para las arcas municipales iba a ser enorme.

Y sobre la retroactividad, en Hacienda apuntan que serán muy pocos casos los que se puedan beneficiar de esa falta de tributación. Además, en caso de aplicarla el proceso se podría complicar e incluso dar lugar a reclamaciones, y lo que quiere hacer el Ministerio es solucionar una situación compleja de la manera más rápida y aséptica posible. En este mismo sentido, la nueva norma garantiza que nadie que haya registrado pérdidas estará obligado a pagar el impuesto y, evidentemente, que el nuevo texto se adecuará totalmente a lo que dictaminó el Constitucional.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más