Iberia y Air Europase dan hasta finales de enero para negociar un nuevo acuerdo

Iberia y Air Europase dan hasta finales de enero para negociar un nuevo acuerdo

IAG, grupo dueño de Iberia, y Globalia, de Air Europa, explorarán un nuevo acuerdo de compra antes de finales de enero de 2022, tras haber rescindido de mutuo acuerdo el que firmaron hace más de dos años para que la primera adquiriese la segunda.

Ambas empresas tienen así poco más de un mes para resetear y empezar a negociar de cero, en un conexto totalmente diferente y marcado por el Covid.

Iberia tendrá que compensará a la aerolínea de la familia Hidalgo con 75 millones por ello, 40 incluidos en el acuerdo inicial en caso de que la aerolínea se echase atrás, más otros 35 millones «como muestra de compromiso para alcanzar un acuerdo en la segunda fase de la negociación y para eliminar igualmente cualquier reclamación pendiente relacionada con el anterior acuerdo de adquisición», señala Iberia en un comunicado.

La operación, que se anunció hace más de dos años, se ha complicado por la pandemia, pues el Covid obligó al Gobierno a rescatar a Air Europa para evitar su quiebra y, además, las autoridades de Competencia exigían a IAG cesiones importantes de rutas que han hecho que, en el contexto actual, la operación fuera menos rentable que al principio.

Si las partes no llegan a un acuerdo todas tienen mucho que perder, pero sobre todo Air Europa, que se sostiene gracias a las ayudas públicas. Iberia, por otro lado, se arriesga a que otra compañía compre Air Europa (Air France mostró interés en su día) y pierde la opción de convertir el aeropuerto de Barajas en un gran hub, centro de conexiones internacional.

Air Europa recibió 475 millones de euros por parte del fondo de ayuda a empresas estratégicas gestionado por la Sepi, más un crédito ICO. Una de las opciones que cobra más fuerza es que el estado canjee parte de esta deuda por acciones, de manera que entraría en el capital de Air Europa. En este supuesto, IAG tendría sólo una parte, pero esto haría que Bruselas también flexibilizara sus exigencias. Pasado un tiempo el estado le vendería su parte a IAG, según explican fuentes del sector.

«Es muy decepcionante que hayamos tenido que rescindir el acuerdo actual para adquirir Air Europa pero la decisión tiene sentido debido a las condiciones de mercado, la profunda crisis derivada del Covid y teniendo en cuenta nuestro deseo de mantener un enfoque disciplinado en cuanto a la asignación de capital», señala en un comunicado Luis Gallego, consejero delegado de IAG.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más