Inflación: el fantasma que se niega a irse de Venezuela

Inflación: el fantasma que se niega a irse de Venezuela

La economía venezolana, aunque con mejoría, no termina de sentar bases estables y sólidas y se mantiene en un vaivén que impacta los bolsillos de los ciudadanos, quienes se mantienen en un estado de sobrevivencia.

(Leer: Maduro dice que EE. UU. da pasos para que petroleras vuelvan a Venezuela)

Para mayo, según el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF) organismo independiente, la inflación se ubicó en 10,1 por ciento, es decir, seis puntos por encima del 3,6 por ciento que se registró en abril.

“Las cifras de inflación se están convirtiendo otra vez en un dolor de cabeza”, dice el economista y profesor José Guerra, integrante y fundador del OVF.

En los primeros cinco meses del 2022 la inflación ha variado de la siguiente manera: enero 4,8 por ciento, febrero 1,7 por ciento, marzo 10,5 por ciento, abril 3,6 por ciento y mayo 10,1 por ciento.

En términos interanuales la variación de precios sigue en tres dígitos al ubicarse en 151 por ciento y una inflación acumulada de 34,3 por ciento.

La inflación en Venezuela aumenta y asusta a los ciudadanos.

Foto:

Cortesía

Según el OVF esta aceleración se debe a la depreciación del bolívar, debido a que el precio del dólar aumentó 14,8 por ciento, además la “pronunciada” intervención del Banco Central de Venezuela (BCV) en el mercado cambiario, lo cual se tradujo en una pérdida de reservas internacionales de 158’000.000 de dólares durante abril.

(Lea además: Vicepresidenta de Venezuela: exportaciones aumentaron 76 %)

Lo peligroso de esta “política de estabilidad” que se impone en el país y que lleva adelante el BCV es costosa y poco efectiva en el tiempo. Según documento del OVF el alza de los precios también tiene su origen debido a las materias primas importadas cuyo factor de variación se debe al conflicto entre Rusia y Ucrania.

Entre los rubros que registraron los mayores aumentos están educación 54,9 por ciento, bienes y servicios 24,8% por ciento, vestido y calzado 18,6% por ciento y esparcimiento 16,0 por ciento. Los alimentos experimentaron un aumento de 12 por ciento.

El valor de la canasta alimentaria en mayo fue de 382 dólares, que comparados con el salario mínimo de más bonos de 30 dólares mensuales, “significa la exclusión de buena parte de los hogares venezolanos de las posibilidad de adquirir los bienes de consumo esenciales”, concluye el OVF.

ANA RODRÍGUEZ BRAZÓN 
CORRESPONSAL EL TIEMPO
CARACAS

Más noticias 

Chavismo espera mejorar relaciones con Colombia tras elección de presidente
Maduro: esta es su estrategia de cara a los comicios presidenciales de 2024