¿Isco? ¿Camavinga? ¿Los dos? Ancelotti tiene que decidir quién sustituye a Kroos en la Champions ante el PSG

¿Isco? ¿Camavinga? ¿Los dos? Ancelotti tiene que decidir quién sustituye a Kroos en la Champions ante el PSG

El entrenamiento del Real Madrid de este jueves dejó una terrible noticia, la lesión en los isquiotibiales de Toni Kroos. Y las consecuencias, nefastas: no solo no llegará al encuentro de Liga ante la Real Sociedad de mañana, sino que además está prácticamente descartado para la vuelta de los octavos de la Champions League ante el Paris Saint-Germain a falta de que se someta a las pruebas médicas.

Las bajas trastocan radicalmente el plan de Carlo Ancelotti para el choque ante los parisinos. Las sanciones de Casemiro y Ferland Mendy ya fueron un duro palo, pero ahora que se suma el germano, al técnico italiano le toca tirar de alguno de los menos habituales para el partido del miércoles 9 de marzo en el Santiago Bernabéu.

Sin Casemiro, entra Fede Valverde. La cosa estaba muy clara, pues el uruguayo siempre ofrece un alto rendimiento y su situación de jugador número 12 del equipo blanco le convierte en una absoluta garantía. Pero ahora hay otra baja en el centro del campo, la de Kroos, y su habitual sustitituto –El Pajarito– ya iba a estar en el once igualmente.

Ancelotti tiene opciones, de eso no hay duda, pero todas ellas no le han convencido en lo que va de temporada. Jugadores de rol casi residual que, uno de ellos, tendrá la oportunidad de ser titular en el partido probablemente más importante de la temporada.

La cosa parece que estará entre Camavinga e Isco, dos jugadores radicalmente distintos. Futuro contra pasado. La puesta de Florentino Pérez para formar en el centro del campo merengue la próxima década frente al jugador que ya lo ha dado todo y que apura sus, casi con toda seguridad, últimos meses de blanco.

Su estilo de juego tampoco puede ser más dispar. Camavinga es la fuerza, la juventud, un ímpetu desmedido que todavía tiene que asentarse como jugador. Clase tampoco le falta, pero sí tiene que saber cuándo y cómo usarla. Su zurda ya ha dejado destellos, pero le falta regularidad.

Isco representa la pausa, el control del juego. El paso de los años ha deteriorado su físico, lo que le ha hecho pasar a un rol residual. Su talento es indiscutible, pero su cuerpo ya no le acompaña como en sus mejores años pese a que solo tiene 29. Ancelotti, eso sí, le ha dado algunos minutos en este 2022 y hasta fue titular en Liga contra el Granada. Su presencia obligará a poner a Fede Valverde como ‘5’ en la posición de Casemiro, en la que muchas de sus virtudes no son aprovechadas.

Pero el francés y el malagueño no son las únicas opciones que tiene Ancelotti. Dani Ceballos es, probablemente, el jugador más parecido a Toni Kroos, un jugador con calidad y capaz de llevar el mando del equipo en el centro del campo. Sin embargo, el rol del andaluz está siendo residual: 33 minutos en Liga, 34 en Copa.

Eden Hazard sería la apuesta más ofensiva, aunque obligaría a cambiar el sistema a un 4-2-3-1, en el que el belga ocuparía la posición de mediapunta. Su campaña está siendo de nuevo decepcionante y ponerle de inicio sería un riesgo evidente, pues el equipo además se podría partir en dos con la desventaja numérica en el centro del campo.

La otra alternativa que tiene Ancelotti es, ante la ausencia de dos pesos pesados como Casemiro y Kroos, apostar por reforzar el centro del campo y pasar a un sistema 4-4-2. En ese caso, una combinación Camavinga-Isco, en la que el malagueño jugaría con total libertad como en sus mejores años y el galo en el puesto del brasileño, parece la más probable, dejando arriba a Vinícius y Karim Benzema.