Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa, cara a cara: "Por supuesto que te odié, no te puedo negar que mi rival directo y mi motivación eras tú"

Los expilotos de motociclismo y ahora comentaristas de MotoGP en DAZN protagonizan en la plataforma de streaming de deporte Lorenzo vs Pedrosa, un nuevo contenido en el que ambas leyendas se suben a un ring para sincerarse y hablar sin tapujos sobre su rivalidad en la pista en el pasado.

«Años después de la retirada y tras haber limado asperezas en su relación personal, Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa se ponen frente a frente bajo los focos del ring y hablan con sinceridad sobre el nacimiento de su rivalidad y cómo la vivieron cuando competían», explica DAZN en un comunicado.

«He sido muy tímido e inseguro, pero siempre he intentado transformarme a mí mismo, a través de libros y otras formas, cambiar esa forma de pensar en cosas positivas. Esa timidez la convertía en chulería y arrogancia así que era merecida mi fama», reconoce Jorge Lorenzo.

«Siempre me han gustado esos personajes arrogantes y seguros de sí mismos y quería ser como ellos: Muhammad Ali, Cantona, Cristiano Ronaldo, Mourinho… Un montón de veces quise pegar un puñetazo a un rival, pero no podía. Si no hubiese reglas, lo hubiese hecho», se sinceró.

Por su parte, Pedrosa recordó que llegó a sentir odio hacia su rival. «Por supuesto que te odié. Nos conocemos desde que tenemos catorce años y desde ese momento ha habido una rivalidad muy fuerte e ‘in crescendo’. No te puedo negar que mi rival directo y mi motivación eras tú», le aseguró al balear.

La personalidad de Lorenzo provocó un rechazo en Pedrosa que terminó en el famoso episodio en el que el de Sabadell le negó el saludo al mallorquín. El ‘26’ le ha asegurado que: «Llegaste a MotoGP y no hablaste bien de mí. No soy una persona falsa, y como no me caías bien ni me gustaba lo que decías de mí, no estaba dispuesto a darte parte de mí», manifestó el catalán.

Y es que Lorenzo siempre ha tenido una personalidad muy marcada: «Me frustro mucho cuando las cosas no van como me he imaginado y el equipo no aporta lo que espero. Me frustro y es muy difícil trabajar conmigo». Ese carácter no se calmaba fuera de la pista, lo cual le ha dejado huella también fuera de la pista: «He tenido situaciones muy difíciles en la vida, en las que he tenido que coger el toro por los cuernos, darle la vuelta y cargármelo», argumentó.

Además de reconocer que está convencido de que ambos batirían a la generación actual de MotoGP, Pedrosa ha asegurado por dónde cree que pasa el futuro del Mundial: «Quitaría todas las ayudas de aerodinámica y de salida de curva para poder ver realmente el talento del piloto. Espero que en 2050 hayan crecido mucho más en número de aficionados y las carreras sean aún más espectaculares».