La Cámara Baja de EE. UU. aprueba iniciativa contra el terrorismo doméstico

La Cámara Baja de EE. UU. aprueba iniciativa contra el terrorismo doméstico

La Cámara Baja de EE.UU. aprobó el pasado miércoles 18 de mayo un proyecto de ley para incrementar la lucha contra el terrorismo doméstico días después del tiroteo racista en la localidad neoyorquina de Búfalo, en el que murieron diez personas, la mayoría afroamericanos.

La iniciativa, bautizada «La ley de Prevención del Terrorismo Doméstico de 2022», fue aprobada con 222 votos a favor y 203 en contra.

Con ello proponen la creación de unas unidades especializadas en el FBI y en los departamentos de Justicia y Seguridad Nacional para rastrear e investigar posibles amenazas de terrorismo doméstico, incluidos grupos racistas y relacionados con el supremacismo blanco.

Tras su aprobación en la Cámara Baja, de mayoría demócrata, el proyecto de ley pasa ahora al Senado.

La medida afronta un futuro incierto en la Cámara Alta debido a que los demócratas tienen una mayoría muy estrecha y necesitarían el apoyo de los republicanos para superar un voto de procedimiento con el fin de debatir la iniciativa.

(Lea más: Tiroteo por ‘motivos raciales’ deja 10 muertos en un supermercado de EE.UU.).

Pese a que es una batalla cuesta arriba, el líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, dijo este miércoles a la prensa que su objetivo es someter a voto la medida la próxima semana.

Dos personas se abrazan cerca de la escena de un tiroteo masivo en la tienda e comestibles Tops Friendly Market en Buffalo, Nueva York.

Foto:

EFE

El autor del tiroteo del sábado es un joven blanco de 18 años identificado como Payton S. Gendron, quien viajó más de 300 kilómetros a un vecindario de la comunidad negra para perpetrar la matanza.

El crimen está siendo investigado como un ataque racista y terrorista después de que se encontrara un manifiesto en el que Gendron aseguraba que quería matar a «todos los negros» y, por eso, había decidido perpetrar la masacre en una zona habitada mayoritariamente por ciudadanos de la comunidad afroamericana.

El tiroteo se cobró la vida de diez personas y tres resultaron heridas. De las 13 víctimas, once eran negras.

Gendron iba armado y estaba equipado con un chaleco antibalas y un casco protector en el que llevaba adosado una cámara por la que retransmitió en vivo su crimen.

Más noticias

Tiroteos en EE. UU.: ¿qué se sabe de los ataques en Buffalo y Los Ángeles?

Tiroteo en Estados Unidos.: 11 víctimas eran afroamericanas

Estados Unidos presenta un plan nacional contra el terrorismo interno

EFE