La Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. niega las acusaciones de Musk de intentar «amordazarlo» con una investigación sobre sus tuits

La Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. niega las acusaciones de Musk de intentar «amordazarlo» con una investigación sobre sus tuits

«Los esfuerzos desmesurados de la SEC parecen calculados para enfriar su ejercicio de los derechos de la Primera Enmienda», sostuvo el abogado del magnate.

La Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. (SEC, por sus siglas en inglés) ha negado las acusaciones de Elon Musk en las que asegura que el regulador está acosándolo con una investigación sobre sus publicaciones en Twitter.

Este jueves, los abogados del director ejecutivo de Tesla enviaron una carta a un tribunal señalando que la Comisión intenta «amordazar» al magnate con su pesquisa. «La SEC parece estar apuntando a Musk y a Tesla para una investigación implacable, en gran medida, porque Musk sigue siendo un crítico abierto del gobierno», citó Reuters el escrito presentado por el abogado Alex Spiro. «Los esfuerzos desmesurados de la SEC parecen calculados para enfriar su ejercicio de los derechos de la Primera Enmienda», agregó.

No obstante, Stephen Buchholz, de la Oficina de San Francisco de la SEC, sostuvo en una carta enviada este viernes que el regulador no acusa a Musk, sino que sigue las instrucciones del tribunal de intentar hablar con los abogados del magnate antes de plantear cualquier cuestión ante el tribunal.

Por otra parte, Spiro también sugirió en el documento que la SEC ha estado ignorando su deber de remitir los 40 millones de dólares, que pagaron la empresa automotriz y su director ejecutivo como parte del acuerdo de 2019, a los accionistas de Tesla, mientras que, en su lugar, «dedica sus formidables recursos a interminables e infundadas investigaciones» sobre Musk y su compañía de coches eléctricos.

Ante esa acusación, Buchholz respondió que la SEC ha seguido las órdenes del tribunal en la distribución del dinero del acuerdo y apuntó que el regulador espera presentar una «propuesta de plan de distribución» a la corte para su aprobación a finales de marzo de 2022.

La Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. demandó a Musk por fraude luego de que en 2018 el empresario tuiteara que estaba considerando privatizar Tesla y afirmara que había asegurado fondos para la operación, cuando en realidad no lo había hecho. Ese mismo año, el empresario sudafricano y Tesla llegaron a un acuerdo con el regulador en el que aceptaron pagar 20 millones de dólares cada uno y que los abogados de la empresa revisaran los tuits de Musk antes de que fueran publicados. Por su parte, el magnate ha negado repetidamente las acusaciones, afirmando que su tuit sobre la privatización de Tesla era «totalmente veraz».