La dieta milagrosa y los hábitos saludables de Kylian Mbappé para ser el mejor futbolista del mundo

La dieta milagrosa y los hábitos saludables de Kylian Mbappé para ser el mejor futbolista del mundo

Kylian Mbappé tiene una forma física espectacular. Si a esto le sumamos el innegable talento futbolístico, es inevitable no hablar de él como uno de los mejores jugadores del mundo y una de las figuras de futuro en el balompié. Mayormente se le sitúan todavía un escalón por debajo de Messi y Cristiano Ronaldo, pero el galo trabaja para tomar el testigo una vez que llegue el momento, y lo hace cuidando su cuerpo y su salud.



El jugador del PSG lleva a cabo una dieta rigurosa, rica en carbohidratos y proteínas, consistente en varias comidas diarias. El salmón es el producto estrella de la ‘carta’ del jugador del PSG, entre otras cosas porque fortalece la musculatura y tiene un alto contenido en proteínas y ácidos grasos omega 3. Además consume pasta como otro de sus alimentos principales, debido a sus componentes de carbohidratos, fibras y vitaminas. Junto a estos dos productos, Mbappé añade a su dieta productos como el aceite de oliva, frutos secos, arroces, pescados, huevos o lácteos. Un listado de alimentos en los que se limita al máximo el consumo de carne, así como el azucar.

Al margen de la alimentación, la rutina diaria de Mbappé está muy ligada a su alimentación y ejercicio físico, un tanto similar a la que ha llevado durante toda su carrera Cristiano Ronaldo, pero adaptada a su propio cuerpo. De hecho, el francés utiliza un sistema llamado «entrenamiento invisible» con el que se cuida de una forma especial, al margen de los entrenamientos con su equipo.



Precisamente como parte de ese «entrenamiento invisible», Mbappé hace sesiones de talasoterapia. Se trata de un método terapéutico natural que utiliza sustancias extraídas del mar y que aportan beneficios para el cuerpo. Barro, agua de mar, arena, plancton, algas marinas… Todo tipo de sustancias naturales combinadas con baños termales y masajes diarios, que ayudan en la mejora del aparato locomotor, aceleran el proceso de reducción de grasas, mejoran la fortaleza física y benefician en la relajación.

Paralelamente a la talasoterapia, Mbappé practica también la crioterapia, como método para ‘congelar las lesiones’. Es un tratamiento de frío que congela y destruye las células anormales de la piel, pudiendo aplicarse de forma general o centralizando el proceso en la zona afectada por una lesión. Los beneficios reconocidos de la crioterapia son la mejora de la circulación de la sangre, la disminución del tiempo de recuperación de una lesión, su efecto analgésico y relajante y la mejora en la calidad del sueño.