La dureza de los Playoffs de la NBA: falta flagrante, expulsión y fractura de codo

Los Golden State Warriors anunciaron este martes que Gary Payton tiene una fractura en el codo izquierdo que se produjo en una muy peligrosa falta que llevó a la expulsión a Dillon Brooks, de los Memphis Grizzlies, a quien después del partido criticó duramente Steve Kerr.

«No sé si fue intencionada pero fue sucia», dijo el técnico de los Warriors con gesto muy serio sobre esa falta flagrante de tipo 2.

«El baloncesto de los playoffs se supone que tiene que ser físico. Todos van a competir, todos van a luchar por todo. Pero hay un código en esta liga que los jugadores siguen y donde dice que nunca pones la temporada o la carrera de alguien en peligro por golpearle en el aire, pegarle en la cabeza y en último término fracturarle el codo. Dillon Brooks rompió ese código», aseguró.

Kerr se mostró especialmente dolido por Payton, a quien describió como alguien que ha trabajado sin descanso durante los últimos seis años para hacerse un hueco en la NBA.

Con menos de tres minutos jugados en el segundo partido de esta semifinal de la Conferencia Oeste entre los Grizzlies y los Warriors (1-1), Brooks fue expulsado con una personal flagrante de tipo 2, tras un salvaje golpe en la cara que arrolló a Payton cuando éste estaba en el aire y buscaba el aro.

Payton se hizo daño en el codo izquierdo al caer con un gesto muy feo y ya no pudo regresar al partido.

Al finalizar el encuentro, que se llevaron los Grizzlies con 47 puntos de un espectacular Ja Morant (106-101), los Warriors señalaron que Payton sufre una fractura en el codo y apuntaron que el miércoles se le hará una resonancia magnética.

Esta semifinal de la Conferencia Oeste ha tenido mucha polémica en los dos encuentros ya disputados puesto que en el primero Draymond Green fue también expulsado por una dudosa y controvertida falta flagrante de tipo 2 en una acción sobre Brandon Clarke.