La Embajada de China en Londres condena «enérgicamente» los comentarios sobre Taiwán escuchados en el Parlamento británico

La Embajada de China en Londres condena «enérgicamente» los comentarios sobre Taiwán escuchados en el Parlamento británico

El Gran Comité de la Cámara de los Lores celebró un debate sobre la isla y algunos miembros abogaron por que el Gobierno británico brinde más apoyo y protección a Taipéi.

La Embajada de China en Londres ha condenado «enérgicamente» algunos comentarios sobre Taiwán que se escucharon durante un debate en el Gran Comité de la Cámara de los Lores, según lo comentó el portavoz de la sede diplomática del país asiático en Reino Unido durante una rueda de prensa celebrada este sábado.

Un periodista recordó al portavoz que durante el debate sobre el «apoyo a la democracia en Taiwán», algunos miembros se refirieron a la isla como «la Ucrania del Lejano Oriente» y abogaron por que el Gobierno británico brinde más apoyo y protección a Taipéi. Interpelado sobre la opinión que le merecía esta comparación, el vocero declaró que «pone de manifiesto la ignorancia total de ciertos políticos del Reino Unido sobre la historia y la situación actual, así como su intención presuntuosa y siniestra de socavar la unidad de China».

Asunto interno

En este sentido, reiteró que Pekín «se opone firmemente y condena enérgicamente estos movimientos», argumentando que Taiwán es una parte inseparable del territorio chino, bajo el principio de una sola China.

Según subrayó, esta idea es importante y supone la base política para el establecimiento y desarrollo de relaciones diplomáticas entre China y el resto de países que conforman nuestro mundo, incluido el Reino Unido.

«La cuestión de Taiwán es puramente un asunto interno de China. Se relaciona con los intereses fundamentales de China y no admite interferencias externas«, subrayó el funcionario. «Nadie debe subestimar la firme determinación y la capacidad del pueblo chino para salvaguardar la soberanía y la integridad territorial de la nación», añadió.

«Jugar con fuego»

Por todo ello, el portavoz instó a los políticos británicos a que dejen de «jugar con fuego» en relación con la cuestión de Taiwán, a que dejen de involucrarse en la «manipulación» contra China y a que dejen de interferir en sus asuntos internos.

«También instamos al Gobierno del Reino Unido a que cumpla con el principio de una sola China, evite señales erróneas a las fuerzas secesionistas que claman por la ‘independencia de Taiwán’ y maneje los asuntos relacionados con la isla de manera discreta y adecuada», concluyó.

Este sábado, el primer ministro de China, Li Keqiang, reiteró el compromiso de su país para avanzar en el proceso de la reunificación pacífica con Taiwán, al mismo tiempo que rechazó cualquier intento de injerencia extranjera para solucionar el problema.

¿Te ha parecido interesante? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!