La emocionante reacción de Chandler tras la cancelación de su pelea con McGregor: "No os atreváis a sentir lástima por mí"

Probablemente no hay ningún luchador de MMA al que no le gustaría pelear contra Conor McGregor, aunque, en este momento, esto puede ser un arma de doble filo. Que se lo digan a Michael Chandler, cuya carrera deportiva ha ido ligada a la de McGregor en los últimos meses. Ha pasado ya más de un año desde que se anunció que Chandler sería el próximo rival del irlandés. Fueron muchos meses de rumores y especulaciones hasta fijar la fecha para el combate en UFC 303. Y ahora una nueva lesión de ‘The Notorious’ ha provocado la cancelación del gran evento y una vuelta a la incertidumbre.

El que fue dos veces campeón de peso ligero en Bellator se ha mantenido firme durante todo este tiempo y lo sigue haciendo incluso ahora. «A veces en la vida, lo mejor que puedes hacer es simplemente ser obediente a la causa, obediente a la rutina, obediente al proceso y el resultado se arreglará solo, ya sea una decepción o un retraso», afirma ‘Iron’ en un vídeo en el que explica su situación actual a todos sus seguidores.

Según el luchador estadounidense la noticia de la cancelación le pilló justo después de concluir su última sesión de sparring antes del combate. Un momento de subidón que poco después se convirtió en decepción. «¿Entonces qué hago ahora? Un poco de incertidumbre en mi vida. ¿Cuándo será esta pelea, para qué fecha se reprogramará? No hay garantías, pero me crezco en la incertidumbre», añadió Chandler. Y es que el excampeón tiene ya 38 años y lleva desde noviembre de 2022 sin pelear.

No hay garantías, pero me crezco en la incertidumbre»

A pesar de la larga espera y la decepción reciente, Chandler no quiere compasión. «No os atreváis a faltarme el respeto sintiendo lástima por mí», pide a sus fans. «Inspiraos por mi situación, por mi firmeza y por mi determinación de subir mis sueños a una estrella fugaz y continuar. Avanzar”, dice.

Aunque durante el vídeo —en el que va caminando a través de un bosque— se le ve con gesto serio o incluso cabizbajo en algunos instantes, ‘Iron’ se mantiene esperanzado. «Esta prueba me da fuerzas, y esta prueba aún no ha terminado, y se convertirá en parte de mi testimonio», concluye Chandler.