La pesadilla de Kepa en la Carabao Cup: sale para la tanda de penaltis, le meten todos, tira el decisivo… y lo falla

La pesadilla de Kepa en la Carabao Cup: sale para la tanda de penaltis, le meten todos, tira el decisivo… y lo falla

El Liverpool se ha proclamado campeón de la Carabao Cup (la Copa de la Liga) al imponerse al Chelsea en una final de infarto y que se decidió en la tanda de penaltis.

Después de que Benjamin Mendy hiciera una gran actuación en el tiempo reglamentario, Thomas Tuchel decidió que para la muerte súbita que iba a decidir el título saliera Kepa Arrizabalaga. El cancerbero español intentó dar lo mejor de sí, pero en una eterna tanda (se realizaron once lanzamientos) no paró ninguno.

No sólo eso, le tocó asumir la responsabilidad que nadie quiere y mucho menos un portero: tuvo que lanzar el penalti definitivo. Si fallaba, el título se iría a Liverpool; si no, aún habría oportunidad para seguir. Tomó carrerilla, lanzó… y lo mandó alto. Kepa, sobre el que Tuchel puso el peso de la final en el momento clave, se convirtió en el inesperado villano de la historia.

Todos los compañeros de Kepa fueron a consolarle, que entre lágrimas intentaba sobrellevar la situación. Mientras, los jugadores y un Jurgen Klopp exultante convirtieron Wembley en un Anfield con los cánticos de celebración junto a su público, encabezados por el clásico ‘You’ll never walk alone’.