La polémica lucha entre Verstappen y Hamilton en Brasil que alimenta la ‘conspiranoia’: ¿la FIA ayuda a Red Bull?

La polémica lucha entre Verstappen y Hamilton en Brasil que alimenta la ‘conspiranoia’: ¿la FIA ayuda a Red Bull?

Gane quien gane el Mundial, Lewis Hamilton y Max Verstappen no van a perdonar ni un metro en las tres carreras que quedan. Lo dejaron bien claro en un GP de Brasil que se llevó el británico pese a que el neerlandés se defendió con uñas y dientes, incluso sobrepasando la línea de lo lícito.



La gran polémica de la carrera ocurrió en la vuelta 48. Mercedes se había tragado el anzuelo de Red Bull y había adelantado su segunda entrada en boxes, por lo que obligaron a su piloto líder a luchar por el primer puesto con Verstappen en la pista. El ritmo de Hamilton fue suficiente como para cazar al neerlandés, pero este no se lo puso nada fácil. Tanto fue así que en la curva 4 estiró su trazada al máximo para sacar de pista al británico. Ambos se salieron a la escapatoria, pero el gran beneficiado fue Verstappen, que se mantuvo primero.

Los precedentes eran claros y todo apuntaba a que la FIA iba a pedirle a Verstappen que devolviese la posición bajo riesgo de ser sancionado con cinco segundos. Así había quedado establecido en la carrera de Austin, aunque esa vez los protagonistas fueron Fernando Alonso, Kimi Raikkonen y Antonio Giovinazzi.

La gran sorpresa fue que la FIA no sólo no sancionó o advirtió a Verstappen, sino que ni siquiera lo investigaron.



Las conversaciones entre los responsables de los respectivos equipos con Michael Masi, el director de carrera, no ayudaron a que la polémica se calmase:

Christian Horner, jefe de Red Bull: «Michael, se trata de que les dejéis competir». Michael Masi: «No tengo nada que discutir, estamos analizando la situación. Gracias por el mensaje».C. H: «Gracias por recibirlo».M. M: «Un placer» 

Más irónico fue el mensaje desde Mercedes y en concreto de parte de Ron Meadows, su director deportivo, cuando informaron oficialmente que no sería objeto de revisión:

R. M: «Es decir, ¿que salirse de pista y ganar ventaja no requiere una investigación?»M. M: «Lo hemos analizado desde todas las perspectivas y no es necesario investigar»

Ante esta situación, es normal que Toto Wolff, jefe de Mercedes, reaccionase con vehemencia cuando Hamilton pasó a Verstappen en pista después. Cuando acabó la carrera, explicó que esa mirada a cámara señalando era «un caluroso saludo» a un Michael Masi que, otra vez, queda señalado.



Para completar el fin de semana redondo de la FIA con Mercedes y Hamilton, que comenzó con el ‘DRSgate’ que le costó salir último en la clasificación al sprint, llamaron al británico a declarar después de la carrera por quitarse los cinturones para coger la bandera de Brasil y dar la vuelta de regreso a boxes sin los mismos. Le cayeron 5.000 euros: para la FIA es 10 veces más caro acariciar un alerón trasero que saltarse una norma de seguridad clave en la conducción.