La polémica propuesta de López Obrador para reformar el sistema electoral

La polémica propuesta de López Obrador para reformar el sistema electoral

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó este jueves una propuesta de reforma «democrática» para reemplazar al autónomo Instituto Nacional Electoral (INE) y eliminar a legisladores de representación proporcional, entre otras medidas.

(Lea también: Diputados mexicanos rechazan la propuesta de reforma para sector eléctrico)

López Obrador, que modificaría 18 artículos de la Constitución, crearía el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas para sustituir al INE, y federalizaría las elecciones para desaparecer los órganos electorales autónomos de los 32 estados.

Eliminación de más de un tercio del Congreso

La iniciativa, que se enviaría este mismo jueves al Congreso, también elimina los legisladores de representación proporcional o plurinominales, por lo que la Cámara de Diputados pasaría de tener 500 a 300, mientras que el Senado transitaría de 128 a solo 96.

Los congresos locales tendrán ahora un mínimo de 15 y un máximo de 45 integrantes, mientras que los regidores de los ayuntamientos también decrecerían.

(Lea también: A pesar de baja participación, triunfa el ‘sí’ a favor de López Obrador)

A diferencia del INE, que tiene 11 consejeros elegidos en consenso por el Congreso, el nuevo instituto electoral tendría siete integrantes que deben elegirse por voto popular entre una lista de 60 candidatos presentados por los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Andrés Manuel López Obrador durante un mensaje tras la consulta de revocación.

Foto:

EFE

No hay la intención de que se imponga un partido único, lo que queremos es que haya una auténtica, una verdadera democracia en el país.

La reforma, que deberá aprobarse por dos tercios del Congreso por ser constitucional, causa controversia porque desaparece al INE, antes Instituto Federal Electoral (IFE), que surgió en los 90 como órgano autónomo para quitar el control de las elecciones a los Gobiernos del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

«No hay la intención de que se imponga un partido único, lo que queremos es que haya una auténtica, una verdadera democracia en el país, y que se termine con los fraudes electorales», justificó López Obrador.

El Gobierno argumenta que la reforma permitiría ahorrar 24.000 millones de pesos mexicanos (cerca de 1.200 millones de dólares).

La iniciativa también reduciría el financiamiento de los partidos políticos, que ahora solo podrán usar recursos políticos en campañas. Al mismo tiempo, se redefine la propaganda gubernamental para que funcionarios del Gobierno puedan pronunciarse durante las campañas, algo que ahora está prohibido por las vedas electorales.

¿Se aprobará la propuesta?

La iniciativa necesitaría una mayoría de dos tercios en ambas cámaras para ser aprobada, y al presidente López Obrador podría resultarle difícil persuadir a más de 200 legisladores para que voten a favor de quedarse sin trabajo en un momento en que las relaciones con el Gobierno son tensas.

En su conferencia de prensa, Amlo admitió que es posible que el proyecto de ley no se apruebe, sin embargo, dijo que la reforma está cumpliendo una promesa a sus votantes.

De hecho, su anterior intento de modificar la Constitución fue votado en contra este mes, cuando el Congreso bloqueó su intención de restablecer el control estatal sobre el sector eléctrico.

(Lea también: ¿Por qué a López Obrador ‘le cae bien’ Donald Trump?

El mandatario propuso tres reformas constitucionales para su sexenio: la reforma eléctrica y electoral, así como un plan para dar a la secretaría de Defensa el control de la Guardia Nacional.

No obstante, tras perder la mayoría en las elecciones intermedias del año pasado, se ha complejizado la aprobación de reformas en la legislatura sin negociar el apoyo de la oposición.

*Con información de Efe y Bloomberg

Más noticias del mundo

Guterres: ‘Consejo de Seguridad fracasó en impedir guerra en Ucrania’
El último audio de Debahni Escobar, según el último taxista que la recogió
El alcalde de Lima fue destituido sorpresivamente