La RFEF anuncia un nuevo protocolo para los incidentes del público ante la creciente preocupación

La RFEF anuncia un nuevo protocolo para los incidentes del público ante la creciente preocupación

El presidente del CTA (Comisión Técnica de Árbitros), Luis Medina Cantalejo, ha comparecido este martes para repasar la actualidad arbitral en el fútbol español. El excolegiado ha comenzado exponiendo su preocupación y la de sus compañeros por el trato que reciben los jueces partido tras partido, sobre todo por parte de algunos aficionados y alimentadas en ocasiones por las protestas públicas de clubes. 

Cantalejo ha denunciado que las quejas y críticas derivan en los casos de violencia contra el arbitraje y fomenta la agresividad en los estadios, con casos de agresiones vividos en categorías inferiores… y hasta en el fútbol profesional, como en el derbi sevillano de Copa del Rey. Por ese motivo, el CTA ha decidido publicar un nuevo protocolo para suspender los partidos por incidentes protagonizados por los aficionados en las gradas.

El primer caso contemplado es el del lanzamiento de un objeto que no impacte, el uso de artefactos pirotécnicos o conductas violentas, racistas o xenófobas. En ese momento, el árbitro detendrá el partido y se dirigirá al delegado de campo para que avise por megafonía de que se cese con ese comportamiento.

El segundo supuesto es que continúen estos llamados «incidentes leves» o que estos objetos golpeen, sin hacer un daño grave, en algún integrante del partido (futbolistas, entrenadores, fotógrafos…). En ese momento el colegiado suspenderá temporalmente el partido, mandando a los dos equipos a vestuarios con un nuevo aviso por los servicios de megafonía para que se detengan los incidentes.  

Será entonces cuando se celebre una reunión de urgencia entre los árbitros y el coordinador de seguridad del estadio para analizar la situación. Si los hechos persisten o van a más, con un objeto contundente llegando a impactar en alguien, se suspenderá el partido de forma definitiva.