La tenista china Peng Shuai afirma que nunca acusó a nadie de agredirla sexualmente y que su publicación en redes se malinterpretó

La tenista china Peng Shuai afirma que nunca acusó a nadie de agredirla sexualmente y que su publicación en redes se malinterpretó

La deportista calificó de «asunto privado» su publicación en Weibo, que supuestamente contenía acusaciones de acosos sexuales contra Zhan Gaoli, vice primer ministro de China entre los años 2013 y 2018, y que fue rápidamente eliminada.

Peng Shuai, la tenista china que supuestamente había denunciado el acoso sexual por parte de Zhan Gaoli —vice primer ministro de China entre los años 2013 y 2018—, y cuya ausencia durante tres semanas generó polémica internacional, aseguró este domingo que nunca había acusado a nadie de agredirla sexualmente y que se malinterpretó una publicación suya divulgada a principios del mes pasado en las redes sociales.

«Primero, necesito enfatizar un punto que es extremadamente importante, nunca he dicho o escrito que alguien me haya agredido sexualmente«, anunció la tenista en un video grabado durante un evento de esquí de fondo celebrado esta jornada en Shanghái.

En sus declaraciones al medio singapurense Lianhe Zaobao, Peng calificó de «asunto privado» su ‘post’ en Weibo, que supuestamente contenía acusaciones contra Zhan y que fue rápidamente eliminado. La deportista aseguró que se han generado «muchos malentendidos» sobre su escrito y optó por no proporcionar más detalles sobre el tema ni mencionar al político.

Asimismo, Peng confirmó haber enviado un correo electrónico al presidente de la Asociación Femenina de Tenis (WTA, por sus siglas en inglés), Steve Simon, en el que afirmaba no estar «desaparecida» ni encontrarse «en peligro». La tenista aseguró que el medio CGTN simplemente publicó una versión traducida al inglés que tenía «casi el mismo significado» que su carta dirigida a Simon, escrita originalmente por ella misma en chino.

En su publicación, la deportista también abordó la videollamada que mantuvo con el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, el 21 de noviembre. A pesar de comunicar que no recuerda especifícamente este día, la tenista precisó que mantuvo la conversación «desde su casa en Pekín» sin ninguna supervisión. Peng aseguró estar muy agradecida tanto a Bach como a otras personas por preocuparse por ella.  

Polémica internacional

A inicios del mes pasado, en las redes sociales empezó a circular la captura de una publicación de Peng en Weibo, del 2 de noviembre. En el texto se afirma que hace unos 3 años, después de dejar el Gobierno, Zhan invitó a la tenista a una cena en su casa, donde la presionó para que tuviera sexo con él.

«Esa tarde no estuve de acuerdo al principio y lloraba», dice la publicación. Sin embargo, eventualmente la deportista aceptó tener una aventura con el político, que se desarrolló en secreto durante un año, sostiene. Al día siguiente, la publicación dejó de estar accesible en la página de Peng, mientras que la tenista dejó de publicar en sus redes sociales y de aparecer en público.

Estos hechos provocaron una polémica internacional en torno al bienestar y paradero de Peng. Tanto la Casa Blanca como la Oficina de Derechos Humanos de la ONU y estrellas del tenis mostraron su preocupación por el caso. A su vez, el director de la Asociación Femenina de Tenis (WTA, por sus siglas en inglés), Steve Simon, amenazó con suspender los torneos de la asociación en China.

Sin embargo, el 20 y el 21 de noviembre, dos periodistas de medios oficiales chinos compartieron imágenes de Peng en su casa y en un restaurante con su entrenador y amigos. Asimismo, el editor jefe del diario oficialista Global Times, Hu Xijin, difundió el 21 de noviembre el video de un evento deportivo en el que participó la tenista. El mismo día, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, mantuvo una videollamada con la deportista y aseguró que ella está a salvo.