La UEFA donará un millón de euros a niños ucranianos y a los refugiados por la guerra

La UEFA donará un millón de euros a niños ucranianos y a los refugiados por la guerra

La Fundación de la UEFA para la Infancia entregará un fondo de emergencia de un millón de euros para ayudar a los niños en Ucrania y a los refugiados en países vecinos como Moldavia y una ayuda inmediata de 100.000 euros para los primeros y refugiados ucranianos.

El organismo señaló que este fondo financiará iniciativas de sus federaciones miembro y organizaciones benéficas que se centren en los derechos de los niños y su bienestar y que ahora se evalúan las necesidades exactas. El fondo se entregará a la Asociación de Fútbol de Moldavia, que ya trabaja con organizaciones humanitarias locales, y parte del mismo se utilizará para proporcionar medicamentos y suministros a los hospitales infantiles en Ucrania.

«Los niños son muy vulnerables durante los conflictos y es nuestro deber ayudar a defender sus derechos fundamentales y su salud. Gracias a la solidaridad del fútbol europeo y al apoyo de nuestros socios, podremos brindar parte de la asistencia que los niños necesitan con urgencia en Ucrania y en los países vecinos», dijo el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin.

En nombre de la Asociación de Fútbol de Moldavia, su presidente, Leonid Oleiniceco, señaló que este apoyo concreto del fútbol europeo y la Fundación para la Infancia de la UEFA «ayudará a satisfacer rápidamente las necesidades básicas de las familias y sus hijos a través de organizaciones humanitarias locales».


La Fundación para la Infancia de la UEFA tiene como objetivo ayudar a los niños y defender sus derechos a través del deporte y el fútbol, y brindar apoyo en áreas de salud, educación, acceso al deporte, desarrollo personal, integración de minorías y empleabilidad.

Organismo de utilidad pública bajo la ley suiza, la Fundación inició sus actividades el 24 de abril de 2015 y actualmente desarrolla 180 proyectos. Hasta el momento ha financiado más de 400 iniciativas en 130 países y más de 1,8 millones de niños se han beneficiado de su trabajo.