La ‘Xavineta’ no pasa la ITV: avería tras avería y sólo le queda el consuelo ¿imposible? de la liga

Todo parecía ir sobre ruedas tras la llegada de Xavi Hernández al Barcelona. El conjunto culé pasó un enorme bache durante la estancia de Ronald Koeman y la crispación del momento hizo que el neerlandés se marchase para la llegada del español.

La llegada de uno de los mejores futbolistas que ha vestido su camiseta y se identificaba a la perfección con los valores del club, llenaba de júbilo a la afición. Pese a las reticencias iniciales de Joan Laporta, el presidente del Barça apostó por él y todo parecía seguir el plan establecido. 

Pero no, las cosas no han fluido y pese a una ligera sensación de mejoría, las malas noticias han vuelto a sobrevolar al club. No han conseguido ninguno de sus objetivos hasta el momento y han dicho prácticamente adiós a todas las competiciones.

Eliminación temprana de Copa

Todo empezó de color oscuro para Xavi a su llegada a Barcelona. El técnico se encontró con una eliminatoria frente al Athletic Club en la Copa y no les pudo sonreír la fortuna.

La competición del KO se había convertido en una de las fetiches para el Barça. Koeman, su predecesor, si que pudo levantar el trofeo, pero el Athletic consiguió eliminar a los culés en una agónica prórroga. 

En Champions, sin opciones

La Champions League es el sueño de cualquier club, un torneo donde cualquier cosa puede pasar. Con esa ilusión afrontó Xavi desde su llegada el intento de alzarse con ella. Una misión altamente difícil tras el mal comienzo con esa dolorosa derrota frente al Benfica.

No hubo opción a la sorpresa, el equipo portugués y el Bayern se mostraron muy superiores en el grupo y apartaron los sueños culés de levantar la ‘Orejona’. Estaba claro que no era el objetivo principal, pero caer en la fase de grupos siempre se considera un fracaso para un grande como el Barcelona.

Sorpresa en el Camp Nou y adiós a la Europa League

Los jugadores y Xavi desembarcaron en una competición completamente nueva para ellos. Desde su cambio de nombre no habían pisado la Europa League y se presentaba como la gran oportunidad de ampliar las vitrinas del club con un título que no poseían.

Un primer susto contra el Galatasaray fue el preludio de lo que ocurriría frente al Eintracht. Los turcos, con mucho trabajo, le pusieron las cosas difíciles a los culés, que achacaron los problemas a la aclimatación a la competición.

El golpe de realidad llegó contra los alemanes. Un empate en la ida y todo abierto, de nuevo el Barça de Xavi era favorito. Pero no, el fútbol no se rige por las mejores plantillas ni el entrenador más conocido. Un serio correctivo del Eintracht dejaba fuera al conjunto español de otra competición.

¿Con opciones en liga?

Pese a la sideral ventaja del Real Madrid, que les sacan doce puntos con un partido más jugado, Xavi y sus jugadores siempre han defendido que pelearan hasta el último partido por la liga.

La celebrada marcha de Koeman mostró una nueva cara culé, sin embargo, desde la llegada de Xavi no han sido capaces de recortar un punto al Real Madrid. Los números no les acercan a abrir el debate de la lucha por el título liguero, aunque mientras hay vida hay esperanza.

Lo que sí que son reales, son las eliminaciones en las tres competiciones que ha disputado: Champios, Copa y Europa League. Un balance nefasto para Xavi Hernández y el Barça, que han visto cómo se les ha oscurecido la temporada.