Lambán pide la dimisión de Alejandro Blanco por «el esperpento» de negociación de los Juegos

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha anunciado este jueves que informará «directamente» al Comité Olímpico Internacional (COI) sobre el «esperpento» de la negociación con la Generalitat de Cataluña y el COE para presentar una candidatura a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030 y, además, solicitará comparecer en el Senado como presidente autonómico para que la opinión pública española conozca su posición.

Lambán, que ha comparecido en la sesión plenaria de las Cortes autonómicas a petición de Cs, ha afirmado que el COE ha sido «cómplice necesario del atropello» a la España constitucional que, a su juicio, está llevando a cabo la Generalitat de Cataluña en relación a la candidatura de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030.

«Lo que iba a ser una manera de recomponer la normalidad en este país, de recomponer la relación de Cataluña con Aragón y el resto de España, una manera de que los independentistas volvieran al redil de la Constitución, se ha convertido en un elemento añadido de confrontación territorial e institución», ha aseverado Lambán, quien ha añadido: «El desprecio de Cataluña a Aragón es el desprecio al conjunto de España».

De esta forma se crea «un problema político de mucha gravedad», ha continuado Lambán, quien ha perdido «totalmente» su confianza en Alejandro Blanco, a quien ha exigido que dé «un paso atrás» y presente su dimisión. «Nadie podrá decir que Aragón no ha intentado hasta el último momento encontrar una fórmula equilibrada y razonable para que finalmente haya Juegos», ha subrayado.

«Los plazos se estiran y encogen con una velocidad pasmosa» y Aragón no dejará de intentar «hasta el último momento» que se elabore una candidatura «en igualdad». La propuesta recoge una división por lotes ofreciendo a la Generalitat que sea la primera en elegir, aunque ha puntualizado: «No tenemos nada que envidiarles».

«No voy a reblar. Ni La Moncloa ni nadie va a imponer a este Gobierno su voluntad ni nada que vaya contra Aragón», ha advertido Lambán, para quien «cada vez es más verosímil» que el interés del COE en invitar a Aragón a participar en la candidatura radicaba en la intención de que Cataluña «evitara» realizar inversiones para organizar algunas pruebas de esquí y de utilizar a su región «de manera preventiva» para «conjurar el riesgo de que Cataluña pudiera verse como una comunidad interesada no en lo deportivo, sino en convertir -los Juegos- en altavoz de sus pretensiones secesionistas». Cada vez hay más indicios en esa dirección», ha aseverado.

«Ni La Moncloa ni nadie va a imponer a este Gobierno su voluntad ni nada que vaya contra Aragón»

También ha dicho que «quien está introduciendo la confrontación, con una irresponsabilidad denunciable, es el COE al plantear que Aragón y Cataluña compitan, mal utilizando la confianza que depositamos en él» y ha confirmado que el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, no le ha contestado a la carta que le envió para dialogar sobre los Juegos.

Lambán ha dicho que «este tema empieza a hastiar a la sociedad aragonesa» y que «es el momento para la recapitulación», aseverando que «desde el primer momento estaban las cartas marcadas». «Hay pruebas escritas», ha continuado Lambán, exponiendo que, el 25 de marzo, Blanco dio por terminadas las conversaciones y él le comunicó que Aragón no daba el visto bueno y le pidió que no convocara una reunión final y seguir hablando, lo que el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Felipe Faci, reiteró al dirigente por correo electrónico.

Lambán tildó de «inaceptable», el 28 de marzo, la última propuesta, a lo que Blanco respondió convocando otra reunión a la que el Gobierno aragonés no asistió. «A estas alturas el Gobierno de Aragón no tiene un solo documento, un estudio de impacto ambiental o económico, ni siquiera de cómo va a ser la estructura organizativa», ha criticado.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha considerado que «la negociación ha derivado en un verdadero esperpento» y ha dejado claro que «desde el primer momento el COE apoyó de manera cerrada la propuesta catalana, que asigna a Aragón un papel de comparsa», tratando de «arrastrar a Aragón», de manera que «todo ha sido una farsa, nunca ha habido negociación».

Lambán ha asegurado que Blanco quería retirar una prueba a la estación de Candanchú para dársela a Formigal, lo que en su opinión no es técnicamente posible, y quitar a la de Baqueira Beret tres o cuatro de un total de 22 y, a la vez, quitar a Zaragoza la prueba de patinaje artístico. También se ha quejado de que se ha «puenteado» al Gobierno de Aragón al hablar directamente con las estaciones y los Ayuntamientos pirenaicos.

«Me garantizaron que sería en términos de igualdad», ha remarcado el presidente autonómico, quien ha anunciado que el Gobierno de Aragón ha preparado una propuesta «elaborada por los técnicos», que trasladará al COE cuando este «tenga a bien» llamarles.