Las 10 frases más duras de Gervasio Deferr en ‘Lo de Évole’: «Me he despertado en la calle, sangrando…»

Las 10 frases más duras de Gervasio Deferr en ‘Lo de Évole’: «Me he despertado en la calle, sangrando…»

Gervasio Deferr se confesó a lo grande este domingo en ‘Lo de Évole’, el programa de entrevistas del célebre periodista en la Sexta. El tres veces medallista olímpico repasó su infierno personal y deportivo y relató sin tapujos su adicción al alcohol y a otras drogas más duras, llegando a revelar que incluso tuvo pensamientos suicidas al atravesar una época de problemas de salud mental. Estas son las frases más duras de su paso por el programa:

«Lo que casi me destroza la vida es el alcohol. En Madrid, en las primeras concentraciones, empecé a beber. Y poco a poco se va normalizando. Tomaba cocaína, speed…»
«Me he despertado alguna mañana tirado en la calle con sangre sin saber qué había pasado»
«A mí se me va la olla y me creo Dios. Me convierto un poco en gilipollas»
«Yo he sido un personaje hasta que me retiré, y encontrar la persona que soy hoy en día, me ha costado»
«El 14 de febrero de 2017 entro por primera vez en la clínica de desintoxicación. Me dijeron que era politoxicómano»
«No sé qué hacer con mi vida, pero no me puedo jubilar como se jubilará Messi. Llega un momento que pienso que llevo seis años bebiendo todos los días»
«Maltratar a una persona psicológicamente está igual de mal que ponerle una mano encima. Estaba locamente enamorado de ella, pero no estuve a la altura. Por momentos era déspota, imbécil. Es triste»
«A mi madre le dio un infarto y yo no podía estar porque estaba ciego. Era un círculo vicioso de drogas, alcohol y culpabilidad. Y mi madre muriéndose. Si se llega a morir, hoy no estoy aquí»
«Me quedé tres años en Madrid pensando si me retiro o no, pero cada día estoy desde las 15:00 en bares con amigos y con vida social. Era dormir por la mañana, comer y luego por la tarde otra vez»
«En los Juegos de Atenas fui de fiesta, o me acuerdo ni cómo llegué. Vi a unas personas que estaban tomando algo y me metí una jarra enorme de cerveza. Al día siguiente me dijeron que estuvimos mucho tiempo, pero no recuerdo nada».